10 meriendas saludables para niños

También los más pequeños de la casa vuelven a su rutina escolar tras las vacaciones de verano. Para ello, van a necesitar una dosis extra de energía, y nada mejor que dársela en sus desayunos y meriendas. Algunas de las claves para organizar una buena merienda es seleccionar alimentos variados y equilibrados como fruta, pan, lácteos, cereales o algún bizcocho casero ¡Aquí te dejamos algunas ideas!

Meriendas saludables

Una merienda con cereales

  • Bol de cereales. Son un aporte fundamental de hidratos de carbono, una gran fuente de energía. Prepáralos en un bol con leche, frutas o muesli. Mejor integrales y sin azúcares añadidos. Puedes añadir también unas virutas de chocolate negro. ¡Una buena dosis de calcio y fibra!
  • Macedonia de frutas. Un mix de frutas variadas constituye una gran fuente de vitaminas e hidratación. Córtalas en trocitos para que les sea más fácil consumirlas. Puedes regarlas con un poco de zumo de naranja o un chorrito de miel.
  • Bizcochos caseros. Saca un poco de tiempo y prepara un rico bizcocho casero con ingredientes naturales, para controlar el azúcar refinado que consumen tus hijos. Puedes prepararlos de frutas: melocotón, piña, limón o naranja; de hortalizas como el de zanahoria; o cereales como el maíz. Te dejamos en los siguiente enlaces unas sencillas recetas de bizcocho de melocotón, ahora de temporada; de zanahoria; y de maíz.
  • Yogur con frutas. Con esta opción combinas los lácteos con la fruta, y tiene la ventaja de que se consume en un momento. Elige un yogur natural o griego y añádele trocitos de frutos rojos, melocotón, kiwi, piña… y, por ejemplo, un puñado de nueces, almendras o muesli. ¡Y prepara otro para ti!
  • Smoothies. Los smoothies son batidos de frutas y vegetales a los que se les puede añadir algunos líquidos como leche, yogur o agua. Es una forma saludable de consumir las frutas y verduras que deberíamos tomar a lo largo del día. Inclúyelos en la merienda de tus hijos con ingredientes como frutas, jengibre, miel, hortalizas, semillas, galleta, etc. En este enlace encontrarás 6 smoothies de fruta caseros.
  • Crepes caseros. También puedes probar alguna tarde con los crepes para variar el menú de meriendas. Te aconsejamos dejar de lado el azúcar, nata o cremas de cacao y sustituir los ingredientes con frutas  para que sea más saludable. Puedes hacer, por ejemplo, unos crepes
    Enrollado de fiambre

    Enrollado con pavo

    con melocotón, fresas o plátano. La masa para los crepes puedes comprarla ya elaborada o hacerla en casa licuando huevos, leche, harina, azúcar, esencia de vainilla y una pizca de sal. Haz los crepes en la sartén untándola con aceite o mantequilla y luego echa unos trozos de fruta en una sartén con azúcar. Cuando estén blanditos, incorpora a los crepes, espolvorea con azúcar glass y enrolla ¡Podéis hacerlos juntos para que sea más divertido!

  • Enrollados de pavo y queso. Dale un toque de originalidad al clásico sandwich y prepara unas tortitas de trigo (mejor integral) como los de las fajitas mejicanas rellenos de pavo y queso semicurado, por ejemplo ¡Están muy ricos!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.