10 recetas saludables para llevar al trabajo

Receta noodle saludable

Noodles con brócoli

  • Noodles con brócoli y pollo. Una receta muy rica que puedes hacer en casa y calentarlo en el microondas en el trabajo. El pollo y las verduras le dan un toque muy saludable y la pasta te llenará de energía para la jornada. Prepáralo con unos noodles, pechuga de pollo cortada en tiras y braseada en una sartén, brócoli previamente cocido en agua con sal y picadito, zanahoria y un chorrito de salsa de soja. Si quieres darle un poco de más sabor, añade semillas de sésamo o jengibre.
  •  Sandwiches sanos. Los sandwiches son una alternativa muy socorrida que puedes mejorar con ingredientes frescos y sanos. Puedes jugar con diferentes panes para hacerlo diferente: integral, multicereales,  centeno… y elegir entre muchas posibilidades según lo que te apetezca cada día: pescado como salmón fresco o atún, pechuga de pavo o pollo a la plancha, unas hojas de lechuga, espinacas o brotes verdes, quesos, patés, etc. Para acompañar, tienes una gran variedad de salsas si lo deseas: mayonesa, soja, guacamole, mostaza y miel, etc.
  • Ensalada de soja, zanahoria y manzana. La soja es una de las legumbres con mayor contenido en proteínas, además de la reina de la alimentación vegetariana. En esta ensalada disfrutarás de todas sus propiedades, gracias una sencilla elaboración con brotes de soja, zanahoria rallada y manzana cortada en daditos. Prueba con una vinagreta tradicional añadiendo un poco de zumo de limón o con una salsa de yogur, aceite, sal, pimienta y un chorrito de zumo de limón.
  • Taboulé. Aprovecha las posibilidades de la sémola de trigo del cuscús en una ensalada de taboulé, que fresquita está deliciosa. Te aconsejamos que pongas a remojar el cuscús en agua y aliño de lima. Cuando la sémola haya absorbido el líquido, añade tomate y cebolleta picados muy finitos, además de cilantro y menta, zumo de lima, aceite y sal. Si quieres darle más sabor, puedes probar con pepino y aceitunas negras, pimiento rojo, calabacín e incluso un toque de comino. Si quieres más ideas de recetas frías para llevar al trabajo, pincha en este enlace.
  • Ensalada de gambas y pollo. Deliciosa, baja en calorías y con un toque refrescante del marisco. Prepara para hacerla calabacín, gambas y pechuga de pollo, además de un mix de lechugas: escarola, hoja de roble, canónigos y lechuga trocadero. Para la vinagreta: aceite de oliva, vinagre de vino tinto, salsa de soja, sal y pimienta.
  • Poke de atún. Aquí va un plato típico de la cocina hawaiana. Es muy fácil de elaborar y puedes acompañar el pescado de ingredientes frescos, encurtidos, algas o arroz blanco, sin olvidar la soja, fundamental para darle su sabor característico ¡Pruébalo y nos cuentas! Te dejamos en este enlace nuestra receta de poke de atún.
  • Papas aliñás con bacalao. Las papas aliñás son un plato muy fácil de hacer que puedes combinar con melva, caballa, atún, pimientos, tomate… y también con bacalao. Para esta receta necesitas patatas, unos 250 g de bacalao desmigado, cebolla fresca, perejil, aceite de oliva y vinagre de vino sabroso. Sírvelas fresquitas y no quedará nada para después.
  • Alcachofas aliñadas con jamón. Una receta baja en calorías y saludable. Se conserva fresquita en la nevera y su elaboración es muy sencilla, sólo necesitas y picarles ajito y jamón en taquitos. Aliña bien con aceite, vinagre o jugo de limón y sal y lista.
  • Desayuno de muesli y melocotón. Ahí va un desayuno muy saludable, para que empiezas las mañanas ligero pero con energía. Añade a un bol un yogur natural, un puñado de muesli,
    Postre saludable

    Compota de manzana

    melocotón pelado y cortado en trocitos y un puñadito de coco en polvo espolvoreado o un chorrito de miel. ¡A por el día!

  • Compota de manzana casera. Para el postre, puedes probar con un yogur griego con frutos secos o alguna fruta, una batido de frutas y leche o esta compota de manzana, lista en unos minutos. Simplemente, hierve en un cazo unos 300 ml de agua y azúcar y cuando se forme el almíbar añade las manzanas peladas y cortadas en trocitos. Pon una ramita de canela y baja el fuego. Deja cocer durante unos 30 minutos. Puedes añadir canela en polvo, vainilla o una bolita de helado.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.