Pavo cocinado

5 razones para comer pavo

El pavo se ha convertido en un alimento muy popular. Ya no sólo es la comida central del Día de Acción de Gracias en América, sino que ha inundado nuestras cocinas en las distintas comidas del día: desayuno, almuerzo, merienda y cena. Algunos piensan que el pavo es aburrido, pero hay muchas forma de consumirlo. Si todavía no te convence demasiado, te aportamos 5 razones para comer pavo. 

Pavo cocinado

Pavo al horno

  • Es bajo en grasas. Por lo que es estupendo para incluir en tu dieta. Un poco de pavo en tu tostada de la mañana, unos filetes a la plancha o unos trocitos de pavo en tu ensalada para tu almuerzo o cena, pueden darle color a tus comidas dejando fueras las grasas. En este enlace, encontrarás 7 recetas con pavo.
  • Es muy fácil de digerir. Por ello, pueden comerlo todo tipo de personas, desde niños a ancianos, pasando por personas con gota o ácido úrico elevado.
  • Te rejuvenece. ¿En serio? De verdad, porque el pavo contiene abundante agua, lo que mejora la hidratación de tu piel. Además, ayuda a prevenir el envejecimiento de las células, refuerza el sistema inmunológico gracias al selenio, previene enfermedades del corazón y contribuye a mantener la salud y belleza del cabello, las uñas, los músculos ¡y los huesos!
  • Es una gran fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Contiene especialmente vitaminas del grupo B, includo el ácido fólico (importante para las mujeres embarazadas), así como hierro, potasio, magnesio, fósforo y cinc.
  • Te ayuda a regular el sueño. Ya que contiene triptófano, un aminoácido esencial que estimula producción de serotonina, una sustancia que ejerce un efecto calmante y ayuda a conciliar el sueño.

Consejos para obtener un pavo jugoso 

Si te has decidido a preparar un pavo asado para una reunión familiar o de amigos, hay una serie de tips que puedes seguir para conseguir que quede más jugoso. Para ayudarte, aquí te dejamos una receta de pavo de Navidad.

Fiambre de pavo

Sandwich de pavo

  • Para marinarlo, debe estar completamente descongelado. El marinado debe realizar entre 8 y 12 horas antes de cocinarlo.
  • Sumérgelo en agua con sal, para que absorba el líquido y se hidrate.
  • En el horno, aplica 30 minutos de horneado por cada kilo de pavo. Cada 40-50 minutos, riégalo con su jugo o un poco de caldo de pollo.
  • Déjalo reposar entre 20 y 30 minutos antes de servirlo.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.