5 tartas fáciles sin horno

Imagina que tienes una celebración en poco tiempo o simplemente te apetecer disfrutar de un pastel rico sin muchas complicaciones… la solución la tienes en estas tartas que puedes preparar de una manera muy sencilla sin horno. ¿A quién no le apetece una tarta de vez en cuando? Además, la facilidad en su elaboración hará que incluso los más pequeños de la casa se animen a participar. Te damos ideas con estas 5 tartas fáciles para hacer sin horno. tarta sin horno

  • Tarta tres chocolates. Gusta a todos por su combinación de chocolates negro, con leche y blanco. Prepara para la base unos 200 gramos de galletas maría y 100 de mantequilla, y para los pisos de chocolate, unos 150 gramos de cada tipo de chocolate (cuanto más calidad tenga el chocolate, mejor sabor), además de nata líquida, leche, azúcar y cuajada en cada caso. Cuando montes la base triturando las galletas y añadiendo mantequilla sobre el molde (desmoldable) de la tarta y mientras dejas que se enfríe en la nevera, elabora cada tipo de chocolate por separado, mezclando y calentando los ingredientes en un cazo hasta que hiervan. Cuando enfríen y se cuajen las capas de chocolate, viértelas una encima de la otra con mucho cuidado para que no traspasen. Cubre con el chocolate que te apetezca y déjalo en la nevera unos horas para poder desmoldarlo sin problemas.
  • Tarta de galletas María. Un clásico de cumpleaños con sabor a infancia para la que sólo necesitas galletas María, 2 litros de leche, leche condensada, chocolate a la taza y flan en sobre. Elabora el chocolate en polvo, por un lado, y el flan, por otro. Comienza vertiendo una capa de chocolate que cubra perfectamente el fondo del molde elegido y sobre ella dispón las galletas mojadas en leche. Ahora viene la capa de flan, que ha de cubrir la galletas, y sobre la capa de flan, de nuevo una de galletas. Es el turno de la leche condensada, de la que puedes echar la que quieras. Echa otra capa de galletas y de nuevo chocolate abundante. Cuida que vaya quedando una masa homogénea, sin huecos. Un truco: para rellenar lo huecos que puedan quedar, usa galletas machacadas. Deja enfriar en la nevera durante varias horas, sácala y ¡a comer!
  • Tiramisú. ¿Qué podemos decir del tiramisú? Un postre casero de origen italiano con rico sabor a café. tarta sin horno tiramisuReserva unos 300 g de bizchocho con huevo, 500 g queso mascarpone, 7 huevos, azúcar, café recién hecho y cacao en polvo. Si quieres añadirle algo de licor, también acompaña. Los bizcochos que elijas son fundamentales, mejor alargados y finos, tipo soletilla. De los huevos separa las yemas de los claras: las primeras a enfriar a la nevera, y las segundos a batir con el azúcar, a las que luego añades el queso mascarpone. Las claras se salan y se montan a punto de nieve y se unen a la mezcla anterior hasta formar una crema. Sobre el molde, coloca una capa de bizcochos y vierte un chorrito de café frío. Ahora, echa parte de la crema y sobre ella otra capa de bizcochos con café. Sobre esta capa, extiende el resto de la crema. Para cubrir la tarta, esparce chocolate en polvo y llévala a enfriar a la nevera entre 12 y 24 horas. ¡Delicioso!
  • Tarta de queso con mermelada. Tiene muchas posibilidades: con frutas, nutella o diferentes mermeladas. Vamos con una sencilla para la que necesitas 500 g de queso en crema, nata líquida, azúcar, 300 gramos de mermelada, mantequilla, galleta María y 1 sobre de gelatina. Para la base de la tarta tritura la galletas y añádeles mantequilla derretida; coloca sobre la base el molde y deja enfriar en la nevera. Para la crema de queso bate en un molde la nata, el queso y el azúcar hasta formar una crema. Mezcla en un vasito agua caliente y gelatina, y cuando se enfríe, une el resultado con la crema. Bate bien todo y vierte sobre el molde para dejarlo enfriar de nuevo. La mermelada ha de disolverse un poco con un chorrito de agua caliente. Cuando esté lista, viértela sobre la tarta de manera que cubra bien la superficie. Llévala a enfriar de nuevo y ¡sirve!
  • Tarta de fruta. Una tarta muy fresquita y primaveral, pues aprovecha la frescura de las frutas. Vas a necesitar yogur natural, nata montada, azúcar, gelatina, leche, mantequilla, galletas, un vasito de almíbar o licor y la tartaleta frutasfrutas que quieras. De nuevo, haz una base con las galletas y la mantequilla enfría. Sumerge la gelatina en agua unos minutos y, mientras, mezcla en un bol la nata montada, los yogures y el azúcar. Cuando la gelatina esté hidratada, échala en un vasito de leche caliente y remueve. Añade esta nueva mezcla a la del yogur, mezcla bien y coloca esta crema sobre la base de la tarta. Después de enfriarla en la nevera durante un par de horas y cuando observes que esté compacta, decora con la fruta que quieras, ¡aprovecha la de temporada! Puedes glasear con almíbar o licor.

Como ves, no se necesitan ingredientes especiales ni mucho tiempo para preparar una tarta sabrosa y ¡sin necesidad de horno! Inténtalo en casa y ve probando hasta alcanzar el punto adecuado: estas tartas tienen muchas posibilidades y cambiando algún que otro ingrediente tendrás un dulce prácticamente nuevo. Una idea: prepáralas en pequeñas porciones usando vasitos o tartaletas, necesitarás un poco de más tiempo pero el resultado es genial ¡Anímate!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.