Tips tras las vacaciones

6 consejos para retomar la vida sana después de las vacaciones

Si has puesto ya fin a tus vacaciones y toca volver a la normalidad, es hora de retomar unos buenos hábitos saludables para afrontar la rutina con energía. Lo ideal es volver a la rutina saludable poco a poco, de forma progresiva, así que toma nota y a tu ritmo. ¡Aquí te dejamos 6 consejos para retomar la vida sana después de vacaciones! 

Cómo recuperar la forma después del verano

Fruta y verdura, siempre en casa

  • Cuida tu alimentación. Este punto es fundamental. Una alimentación sana y equilibrada es importante todo el año, pero tras las vacaciones, cuando hemos tenido algunos excesos, más. Para empezar, retoma las 5 comidas al día y cambia las chucherías y caprichos de verano por picoteo sano como frutas de temporada o zumos.  Recupera las frutas y verduras que solemos abandonar en verano. Recetas detox como estas te ayudarán a recuperar tu tono. Y un consejo: no es necesario comer hasta estar completamente lleno, párate antes.
  • Haz ejercicio moderado. Es posible que durante las vacaciones hayas abandonado tu actividad deportiva. Ahora es momento de recuperarla de forma progresiva: nada de atracones de deporte en los primeros días que puedan acabar con nuestra motivación. Poco a poco, devuelve el ejercicio a tu rutina con caminatas de 30 ó 40 minutos de duración y ejercicios de estiramiento y ve ampliando las actividades y subiendo de intensidad y volverás a notar sus maravillosos beneficios en tu salud y tu estado de ánimo. ¡Mantente en movimiento!
  • Recupera tus horarios de sueño. Todos los buenos propósitos que tengamos para la vuelta de vacaciones servirán de poco si no descansamos lo suficiente. Necesitamos dormir un mínimo de 7-8 horas al día para poder rendir en la jornada y realizar con entusiasmo nuestras actividades diarias y deportivas. Para ello, establecer unas rutina de sueño puede ayudarnos mucho: trata de irte a la cama más o menos a la misma hora todos los días, y si es posible, abandona el móvil y el ordenador un buen rato antes de ir a dormir para que tu cuerpo pueda descansar de los estímulos tecnológicos. ¡Prueba con un libro!
  • Bebe agua. Hidrata tu cuerpo todo lo que puedas, te ayudará a combatir la retención de líquidos habitual del verano y regular tu tránsito intestinal, además de recuperar la vitalidad de tu piel y de tu cabello tras las horas de sol. Además de beber un mínimo de 2 litros diarios, tira de alimentos con alto contenido en agua como las frutas o las verduras. ¡Y olvídate de los refrescos, mejor un zumo natural! Prueba, por ejemplo, con estos batidos detox caseros.

    Recuperarse después de las vacaciones

    Una alimentación completa y equilibrada

  • Planificación. Un poco de planificación también nos vendrá muy bien para ir recuperando nuestro ritmo de vida habitual. Intenta planificar los menús de las comidas, por ejemplo, para asegurarte de que llevas una dieta equilibrada y completa, o las horas de ejercicio físico. Y no olvides dentro de toda esta planificación dejar tiempo libre para descansar y disfrutar de tu día a día. ¡El bienestar no es exclusivo de las vacaciones!
  • Equilibra tu mente. Después del relax de las vacaciones y la ausencia de horarios, volver a establecer una rutina de obligaciones y actividades marcadas por el reloj puede resultar duro. Por ello, tan importante como todo lo anterior es que intentes encontrar momentos para que tu mente descanse y  reencuentre su equilibrio después de tantos cambios y viajes. Puedes hacerlo de manera natural, saliendo a pasear en las horas más frescas o dedicando un tiempo a los pequeños placeres, o practicando algo de yoga o meditación. ¡La salud de nuestra mente también es muy importante!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.