¡A cortar jamón!

Admitámoslo: ¡no todo el mundo ha nacido con el arte de saber cortar bien el Jamón!, y los que no tenemos este don, necesitamos de algunas pistas que muestren los conociemientos que otros parecen tener innatos, como ¿Qué tipo de cuchillo utilizo? ¿En qué dirección tengo que cortar el jamón?

Hoy os ayudamos a resolver esas dudas que surgen con algunas recomendaciones para que cortéis el Jamón Ibérico mejor que nadie

Para entender bien los 7 pasos siguientes os dejamos una imagen-esquema de las partes del jamón ¿Comenzamos?

1) Con el machete, hacemos un corte profundo en la caña (A), sobre el jarrete, antes de colocar el jamón en la tabla. A partir de esta incisión, vamos extrayendo la corteza y el tocino de cobertura a medida que vamos cortando el jamón, y reservamos parte de los mismos para proteger la pieza cuando se deja de cortar. Si vamos a consumir todo el jamón en un mismo día (algo que no pasa muy a menudo), podemos pelarlo completamente e ir cortando por las distintas zonas a la vez para combinar lonchas de distinto sabor en un mismo plato.

2) Debemos colocar el jamón en la tabla de corte con la palma de la pezuña hacia arriba si vamos a consumirlo en 1 o 2 días. Si no es así, lo recomendable es colocarlo con la pezuña hacia abajo para evitar que se endurezca.
Comenzamos a cortar por la zona de la masa (B), con un corte recto y sin estrías, manteniendo la zona limpia de cortezas y tocino superficial.

3) Cuando llegamos al hueso coxal (C), tenemos que hacer una incisión alrededor del mismo con la puntilla, para separarlo de la carne. Esto nos facilitará el corte de las lonchas de esta zona.

4) En la zona de articulación del fémur y la rótula, debemos extraer lonchas sólo de la parte más próxima al hueso coxal (B y D) dejando el jarrete para el final.

5) Cuando hemos acabado con todas las partes anteriores le damos la vuelta al jamón para cortar por la babilla (F) y por la culata (E).

6) Para cortar el jarrete o codillo (G), extraemos primero el peroné, con un corte profundo y haciendo palanca. El corte de esta zona podemos hacerlo en lonchas o en taquitos.

7) Por último, no podemos desperdiciar nada. El hueso del jamón y la carne no aprovechable en lonchas, lo podemos cortar en trozos y nos servirán para darle un sabor increíble a nuestros caldos y guisos.

Ya solo queda poner en prácticas estos consejos y disfrutar del Jamón 🙂

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.