Alimentos que ayudan a prevenir el cáncer

Hoy, en el Día Mundial contra el Cáncer, desde Supermercados MAS queremos aportar nuestro granito de arena con algunos alimentos que ayudan a prevenirlo. A pesar de que las causas que lo provocan son de variada procedencia, existen determinados alimentos que resultan muy saludables para el organismo, ya que contribuyen a mantener sanas nuestras células.

Alimentos que ayudan a prevenir el cáncer

Según la Asociación Española contra el Cáncer (aecc), la clave consiste en mantener una dieta equilibrada que nos permita obtener la suficiente energía para el desempeño de nuestra actividad diaria. O dicho de otra forma, hacer uso de las proporciones de la pirámide de alimentación. En cada una de las comidas importantes, como el desayuno, el almuerzo o la cena, debemos incorporar alimentos de origen vegetal como los cereales (siempre más recomendable si son integrales porque tienen más fibra), las verduras y hortalizas, las frutas, las legumbres, los frutos secos y el aceite de oliva. En segundo lugar, los lácteos, huevos, carnes y pescado, y con menor frecuencia aún, los quesos, los dulces, las carnes rojas y las chacinas. Toda esta fórmula acompañada, eso sí, con agua como la principal bebida y ejercicio diario.

Por su parte, la Asociación Americana del Cáncer, sostiene que debemos tomar cada día 7 raciones entre frutas y vegetales, mezclando estos dos grupos de alimentos. El motivo es muy sencillo: son bajos en calorías, tienen una dosis muy alta de fibra y además contienen antioxidantes, que velan por la buena salud de nuestras células. De estas dos categorías de alimentos, recomiendan aquellos que tengan un mayor porcentaje de betacarotenos, como las zanahorias, las calabazas, los cítricos (naranjas, mandarinas, limones), los melocotones o las granadas. Además, otros alimentos también se hacen hueco entre los más recomendados como son los tomates, las sandías, las espinacas, la col, el brócoli, el ajo, las cebollas, los espárragos, las uvas, las ciruelas o los arándanos. En definitiva, una alimentación en la que predominen los frescos como las verduras, hortalizas, frutas y los cereales y derivados, mejor integrales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.