Alimentos que sí puedes congelar

refrigerator with products¿Qué alimentos podemos congelar? Tras unos días de vacaciones o un fin de semana, qué bien sienta volver a la rutina sabiendo que ya tienes los tuppers de la semana o que tienes comidas en el congelador que te van a sacar de más de un apuro. Si eres de los que todavía tienes dudas, te traemos una lista de alimentos que sí pueden congelar, así tendrás más ideas de recetas que puedes preparar y utilizar el día que mejor te vaya. ¡Seguro que te sorprende!

-Frutas y verduras: Ideal para preparar zumos, helados, batidos o sorbetes. Entre las frutas que podemos congelar destacan las fresas, el plátano, la sandía, el melón, las frambuesas, las cerezas, los aguacates, los cítricos (en forma de zumo) y las uvas. En cuanto a las verduras la mayoría se pueden congelar pero no se aconseja comer en crudo, si no ponerlas en agua hirviendo para cocerlas.

-Pastas y arroces: Recomendamos añadirle un poco de aceite antes de ponerlo a congelar a para que no pierda su sabor cuando lo saquemos. Cuando la saquemos, le podemos echar un poco de agua antes de meterlas en el microondas.

patatas-postPatatas: Pueden quedar un poco blandas por eso os recomendamos que las hagáis puré o incluso al horno con un poco de aceite y sal, luego al calentarlas en microondas o en horno, ¡conservan todo su sabor! También puedes congelar las patatas fritas de paquete que te sobren en una barbacoa por ejemplo, para que no se pongan rancias.

Carnes y derivados: En general, pueden congelarse tanto cocinadas como crudos. Las carnes de vacuno, cerdo, cordero y aves recomendamos que se congelen bien limpias, sin nervios, tendones o pellejos y sin grasa.

Pan: Para conservarlo bien, es bueno guardarlo dentro de una bolsa para congelar alimentos. Incluso un truco puede ser guardarlo ya partido por la mitad (un mollete o un bollo), así luego lo podrás calentar en el tostador y en un minuto parecerá recién hecho.

harina-post -Frutos secos: Puedes hacerlo, aunque suelen tardar mucho en perder su frescura por lo que quizá acabas consumiéndolo antes.

Leche: Para congelar la leche necesitarás meterla en una botella de plástico, y no llenarla hasta el borde por si rebosa.

-Chocolate: Para ello tenemos que dejarlo un día en la nevera para que el cambio de temperatura no sea tan brusco y cubrirlo con algo para que no coja olores.

Harina: Especialmente si vas a pasar un tiempo fuera y en tu casa hay humedad, para evitar que le salga moho. Un truco: la harina congelada hace que los dulces hojaldrados sean más crujientes.

-Mantequilla: Te aconsejamos que la dividas por porciones individuales (si la vas a usar para tostadas).

Salsas en general: Pesto, salsa de tomate… puedes congelar durante meses las salsas que te sobre de tus platos con pasta.

galletas-postHierbas aromáticas: Perejil, hierbabuena, albahaca… y lo mejor es que no pierden el sabor cuando vuelven al plato!

Ajos: Puedes guardar las cabezas e ir sacando diente a diente según necesites.

-Cereales: Te servirá para evitar que los cereales se te pasen y aguanten mucho más.

-Galletas caseras: Así podrás aprovechar las que te sobren. Congélalas en pequeñas bolas de papel de hornear.

-Caldo de pollo: No suele durar mucho cuando lo metemos en la nevera, pero en el congelador puede estar mucho tiempo. Si lo compras de tetrabrick, nuestro consejo es que lo viertas mejor en un tupper para líquidos.

2 comentarios
    • Atención al cliente
      Atención al cliente Dice:

      Hola Jorge! Nos alegramos mucho que te haya sido útil la información, muchas gracias por tu comentario. Un saludo

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.