Cómo hacer un caldo fácil y rápido

Si quieres aprender a hacer un caldo fácil y rápido este es tu sitio. El caldo es una de los platos estrella de nuestro recetario y está repleto de nutrientes. No hay nada como un caldo para asentar el estómago y calentarse en invierno en un momento. En todas las familias, hay alguna receta de sopa de referencia, que pasa de generación en generación y que siempre es celebrada. Y es que hay sopas para todos los gustos: de carne, verdura, pescado, sencillas, sofisticadas, etc.

Caldo sencillo

Caldo de pollo y verduras

Los caldos pueden tomarse en cualquier momento del día, como primer plato en un almuerzo o como plato único en la cena, porque llena el estómago rápidamente, y apenas supone calorías, por lo que la digestión será mucho más sencilla para irnos a dormir.

Una de las grandes ventajas del caldo, es que se trata de una receta de aprovechamiento, es decir, que puedes elaborarlo con alimentos que te sobren de otros platos: cortes de carne, trozos de verdura,

En casa puedes preparar una gran variedad de caldos de forma fácil y rápida, otro de sus atractivos ¡Con la sopa tenemos un delicioso plato de comida casera listo en un ratito! Una de estas recetas sencillas es la que te proponemos a continuación: un rica sopa de pollo y verdura muy nutritiva ¡Toma nota!

  • Hazte con un hueso de pollo en tu Supermercado MAS y ponlo a hervir junto con tus verduras favoritas troceadas. Hay mucho donde elegir: zanahoria, apio, nabo, puerro, cebolla, patatas, calabaza… Deja los alimentos hervir durante una hora aproximadamente para que el agua absorba los nutrientes, las proteínas y vitaminas, así como el sabor de todos los ingredientes.
  • Cuando todos los alimentos estén bien cocidos y el caldo haya adquirido consistencia, cuélalo para dejarlo libre de cualquier resto.
  • Ahora, sólo queda que los ponga a hervir de nuevo con un puñado de fideos, arroz, unos trocitos de pan frito o lo que te apetezca.
  • Si quieres darle un poco más de sabor, puedes hervir el agua con hierbas aromáticas, como albahaca o laurel o añadirle al final una ramita de hierbabuena; o puedes incorporar alguna especia o condimento como comino, cardamomo, pimienta o nuez moscada.

    Caldo invierno

    Caldo rápido

Te aconsejamos hacer una buena cantidad de caldo para disfrutarlo a lo largo de toda la semana. Incluso puedes congelarlo y disponer de él en periodos más prolongados de tiempo. Guárdalo en recipientes herméticos y conserva bien. ¡Tu caldo fácil y rápido, listo para consumir en cualquier momento!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.