Cenas para ver el fútbol

Si hay algo que no te puede faltar para disfrutar al 100% de una intensa jornada de fútbol es una buena cena. Bebidas refrescantes y un picoteo ameno servirán para celebrar las victorias de una buena competición deportiva. Si andas falto de ideas, te sugerimos algunas cenas perfectas para ver el fútbol.

Recetas para disfrutar del Mundial

Empanadas variadas

  • Empanadas. Las empanadas tienen grandes ventajas para consumirlas en noches de fútbol: admiten sabores muy variados y puedes comerlas calentitas con un golpe de horno o frías, que también están muy buenas. Prueba, por ejemplo, la clásica de atún, cebolla y tomate, otra de queso y tus verduras favoritas o de york, queso y dátiles. ¡Experimenta!
  • Croquetas variadas ¿Y qué te parecen unas croquetas? Puedes dejarlas listas con antelación y simplemente freírlas aun poco antes del comienzo del partido. Prueba a hacer un surtido variado: de bacalao, de puchero, de jamón, de gambas al ajillo… en este enlace encontrarás algunas de las mejores recetas para hacer croquetas caseras. ¡Pruébalas!
  • Sandwiches. Si se te agotan la ideas, siempre puedes recurrir a los sandwiches.  Lo bueno de este plato es su versatilidad: puedes hacerlos con los ingredientes que quieras, e incluso innovar con acompañantes como champiñones, rúcula, manzana, cebolla caramelizada, guacamole, etc., así como multitud de salsas  (barbacoa, curry, alioli…). Si quieres más ideas para elaborar un menú de picoteo, consulta este enlace.
  • Ensaladilla de gambas ¿Te apetece algo fresquito? En ese caso, apuesta por una ensaladilla de gambas, preparándola con patatas, zanahorias, gambas arroceras, mayonesa y el zumo de 1 limón. ¡Plato servido!
  • Fajitas de pollo. Un platillo mejicano la mar de popular y apañado que puedes elaborar en unos
    Picoteo para el fútbol

    Fajitas mejicanas

    minutos con tortillas de trigo, pollo, queso y unas verduritas con algún toque de sazonador que las hacen irresistibles. Tan sencillo como seguir esta receta que te dejamos.

  • Huevos rellenos. Un plato listo en un plis que puedes conservar en la nevera y sacar para consumir fresquito. Además del relleno tradicional de atún, tomate y yema de huevo, puedes probar con algo más original, como por ejemplo, aguacate y langostinos. La receta de estos huevos rellenos, puedes encontrarla en este enlace.
  • Pizza casera sin gluten. Si entre tus invitados tienes a alguna persona celíaca, puedes sorprenderla con esta deliciosa receta de pizzas sin gluten elaborada con una base de coliflor. Puedes añadirle ingredientes al gusto ¡Riquísima! Si quieres saber cómo hacerla, consulta nuestra receta de pizza con base de coliflor.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.