Cocina asiática para principiantes: 10 ingredientes imprescindibles

Si te encanta probar la comida asiática en restaurantes y bares pero nunca la has preparado en casa, ¡ha llegado tu momento! ¿Qué te hace falta? Muy sencillo, si eres principiante y aún no has preparado ningún plato del continente oriental, te traemos una lista de 10 ingredientes imprescindibles de la cocina asiática, que podrás encontrar fácilmente en cualquier Supermercado MAS.

 

Ingredientes asiáticos

  • Tallarines: pueden ser de trigo o de huevo y puedes cocinarlos fritos acompañados de verduras, pollo, gambas y un gran número de salsas, como la salsa de soja. Los más finos puedes servirlos en sopas.
  • Salsa soja: está elaborada de granos de soja y trigo y es un básico que no te puede faltar. La salsa de soja oscura sirve para darle un gusto más salado a la comida, mientras que la salsa de soja clara puedes utilizarla para acompañar otros alimentos.
  • Guindillas: su color rojo alerta ya te alerta de un sabor muy, pero que muy picante. Añaden mucho sabor a la comida y puedes prepararlas frescas, aunque también puedes dejarlas secar y siguen conservando su intenso sabor.
  • Jugo de coco: tiene un aspecto muy parecido a la leche, aunque su textura es más espesa. Puedes utilizarlo como acompañante en un gran número de platos, una de sus parejas ideales es el curry.
  • Setas y hongos: puedes servirlos en cualquier plato asiático, sobre todo en guisos de carnes y verduras. Incluso, si te gusta su sabor, puedes freírlos y sazonarlo con especies.
  • Atún: es uno de los imprescindibles de la cocina asiática, junto con otros pescados como la caballa o el bonito. Puedes prepararlo crudo y servirlo con arroz.
  • Curry: un condimento muy típico de la gastronomía oriental, aunque tienes que tener cuidado con las cantidades. Suele quedar muy rico si lo acompañas de cordero o langostinos.
  • Pomelo: en los países asiáticos utilizan muchas frutas, entre ellas el pomelo. Su punto cítrico es más rebajado, por lo que puede puedes comértelo directamente y servirlo de acompañamiento con verduras y ensaladas.
  • Pan gambas: es un aperitivo muy común y puedes hacer mil y una composiciones con él. Puede convertirse en el punto crujiente de un pescado o en una magnífica base para untar salsas.
  • Salmón: es el ingrediente mágico del tan conocido sushi y, a pesar de comerlo crudo, tiene un sabor muy suave. También puedes ahumarlo, cocerlo o marinarlo con otros condimentos.
  • Col china: tiene un gusto más suave y se parece muchísimo a las acelgas. Puedes preprarla fresca, cocida o frita acompañada de otras verduras. Cuando la compres, coge siempre la que tenga las hojas más verdes.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.