Cocina de otoño: comida de cuchara

Tras unos meses, casi desde primavera, en los que las altas temperaturas hacen que el simple hecho de pasar horas entre fogones nos dé una terrible pereza, vuelve el otoño y cada vez va apeteciendo más el retorno a los reconfortantes platos de cuchara.

Las ensaladas, cremas frías o alimentos a la plancha van dejando paso a guisos, estofados, cremas calientes y sopas, y nosotros queremos ayudaros a conseguir que este retorno a la cocina sea lo más satisfactorio posible para vosotros y vuestras familias con una serie de truquitos que os van a encantar.

Platos de cuchara

Platos de cuchara

Guisos, potajes y estofados

Pocas cosas más apetecibles cuando hace frío que un buen guiso humeante a la hora de comer. A base de legumbres, verduras, hortalizas, patatas o arroz, suponen un importante aporte energético en nuestra alimentación, por lo que debemos cuidar la forma de preparación para que no se conviertan en una bomba calórica: no abusar del aceite y emplear preferentemente carnes magras y pescado blanco por encima de embutidos tales como chorizo y morcilla constituyen una buena forma de aportar nutrientes sin aumentar calorías… ¡toma nota!

Cremas calientes

Su textura suave y las infinitas posibilidades de combinación de sabores e ingredientes hacen de las cremas uno de los platos más versátiles que podemos cocinar. Un sofrito, un ingrediente principal y un poco de líquido es todo lo que necesitamos a la hora de hacer una crema deliciosa. No olvides que si no deseas aportar calorías extra no deberías añadirle nata ni espesantes. A partir de esta base, deja volar tu imaginación y ¡sorprende a tu familia o date un capricho!

Sopas

De verduras, de pescado, de legumbres, con fideos, arroz… una buena sopa siempre es apetecible y gusta a mayores y niños. Tómate tu tiempo y haz el caldo tú en casa, el resultado merece la pena: prepara una cantidad grande y podrás congelar en recipientes que podrás ir utilizando según tus necesidades. Una base de sopa de verduras y otra de sopa de pollo, por ejemplo, te servirán para infinidad de ocasiones y te salvarán muchos primeros platos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.