Cocinamos con el horno

Una de las múltiples herramientas más sanas que tenemos para cocinar los alimentos es el horno. Podemos utilizarlo para asar pescados, carnes, verduras…

En estas fechas solemos incluir en el menú carne o pescado como segundo plato, y para sacarle el máximo partido y conseguir un horneado perfecto vamos a compartir algunos trucos.

El primer paso es precalentar el horno y tener paciencia para que alcance la temperatura deseada, y una vez que tengamos la pieza dentro (carne, pescado, verdura…) esperaremos a que se haga de un lado y luego del otro, evitando darle más vueltas de las necesarias.

Si optamos por preparar carne de ternera, debemos limpiarla, es decir quitarle cartílagos y grasa sobrante y no hornear piezas de menos de un kilo sin hueso. A continuación bridamos la carne y ¡al horno! Una vez que esté lista en conveniente dejarla reposar, y muy importante salarla una vez que esté dorada y no antes.

Si por el contrario nos declinamos por servir pescado tenemos que tener en cuenta que es mucho más delicado que la carne y puede quedar muy reseco. Por esta razón debemos añadir vino o agua para evitarlo. Otra opción es envolver el pescado con verduras y un poco de aceite en papel de horno, y quedará exquisito ya que se cocinará en su propio jugo.

Si vas a preparar pavo o pollo asado para Navidad prueba a introducir media cebolla en su interior antes de hornearlo, ¡verás que sabor conseguiremos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.