Ideas para conservar pescado

¿Cómo conservar el bacalao?

El bacalao es uno de los pescados más consumidos en Andalucía por su intenso sabor, sus variados usos en la cocina y sus múltiples beneficios. Es bajo en calorías y rico en ácidos grasos Omega 3, y contiene vitaminas, minerales y proteínas. Además, está disponible en nuestras tiendas todo el año, aunque la mejor época para consumirlo es entre enero y abril. Todas estas cualidades lo hacen indispensable en tu cocina. Pero ¿cómo puedes conservar el bacalao para que guarde todas sus propiedades?

A continuación te damos algunas opciones para conservar el bacalao correctamente. Recuerda que en nuestras Pescaderías, nuestros pescaderos expertos te aconsejarán sobre cómo preparar y cocinar cualquier tipo de pescado ¡Ven y pregúntanos!

Modos de conservación del bacalao

Conserva el bacalao con garantías

  • En salazón. Este método de conservación del bacalao es el más antiguo. Consiste en cortar, desviscerar y filetear el bacalao y cubrirlo totalmente de sal para secarlo. La sal penetra dentro del pescado absorbiendo su humedad y desecándolo parcialmente, lo que impide que se desarrollen bacterias. Puedes salarlo en casa o comprarlo desalado ya en origen. En salazón puede aguantar varios meses, siempre que lo mantengamos en un lugar fresco y seco. A la hora de desalarlo, es conveniente que sigas una serie de pasos muy sencillos. Te los explicamos en nuestro post Cómo desalar el bacalao ¡Pincha en el enlace!
  • Congelación. El bacalao puede congelarse tanto si se compra ya en salazón como fresco. Cuando lo vayas a descongelar, no lo dejes a temperatura ambiente, guárdalo en la nevera. Lo ideal es que lo mantengas congelado no más de 2 meses. Muy importante: una vez que lo descongeles no lo vuelvas a congelar, porque pueden generarse bacterias o microorganismos nocivos para la salud. Si quieres comprar el bacalao fresco, te recomendamos que pruebes el bacalo Skrei, el más sibarita, cuya mejor época de consumo es precisamente el mes de marzo ¡No te lo pierdas!
  • En la nevera. Si vas a consumirlo en corto plazo, puedes guardarlo refrigerado en la nevera. Te aconsejamos que no lo dejes más de 2 días en refrigeración y lo deposites en la parte más fría de la nevera. Si el bacalao está cocido, puedes conservarlo hasta 5 días ¡Ten cuidado con la contaminación cruzada! Para evitarlo, no guardes un filete cocido junto a uno crudo.
  • La última compra. Para que el proceso de conservación sea escrupuloso, asegúrate de que el pescado es lo último que compras en la tienda para que no se corte la cadena de frío del producto. Cuando llegues a casa, mételo inmediatamente en la nevera, ya sea para congelar o refrigerar.

Recetas de bacalao

Las formas de cocinar el bacalao son interminables. En guiso, a la plancha, frito, rebozado… el bacalao es un ingrediente clave tanto en platos tradicionales como en las recetas más vanguardistas. Puedes disfrutarlo con la ayuda de algunas de nuestras recetas, como las que te mostramos a continuación:

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.