Características del melón en su punto

Cómo elegir un buen melón

El melón es una de las frutas favoritas de la temporada de verano por su alto contenido en agua y su sabor dulce. Pero no siempre es fácil encontrar un melón que se adapte a nuestros gustos. Sin embargo, tal y como nos recuerda la Organización de Consumidores y Usuarios – OCU, existen algunos trucos que te pueden ayudar a llevarte a casa un melón que no te defraude. En este post te damos algunos consejos para elegir un buen melón. ¡Pásate por nuestras fruterías y encontrarás los mejores!

trucos para elegir un buen melon

Consejos para encontrar el melón ideal

  • Disfruta del melón en su temporada. El primer paso indispensable para disfrutar de un buen melón es consumirlo en su temporada, que va de entre finales de mayo y primeros de octubre. Además, de este modo haces una compra sostenible, pues evitas la importación de esta fruta de otros países.
  • Tócalo y presiona. Un buen melón es aquel que resulta duro y firme al tacto, si aparece blando es que no está en condiciones adecuadas o ha sufrido algún daño. Además, puedes recurrir a un sencillo truco: aprieta el melón por sus extremos: si está en su punto la base cederá ligeramente y el otro extremo se abombará un poco.
  • Agita. Si al agitar el melón suena compacto es que la carne estará en las mejores condiciones.
  • Sin grietas. Échale un vistazo a la pieza y comprueba que no tenga ninguna grieta importante. Tampoco se trata de que busques la perfección, pues que tenga un pequeño rasguño o alguna mota de color diferente no implica que el melón no esté en buenas condiciones.
  • Observa su color. Lo ideal es buscar un melón que no tenga un color verde intenso, pues significa que aún no está en su punto de madurez. Cuando madura, se vuelve más amarillento.
  • Aroma a fruta fresca. Acerca la pieza que hayas elegido y aspira su aroma: la zona superior debe oler a dulce y fresco.
  • Consérvalo de manera óptima. Una vez en casa y abierto, guarda tu melón en la zona menos fría de la nevera para que sufra menos impacto. Tápalo bien para que no coja olores.
  • Déjalo madurar. En caso de que a pesar de haber seguido todos estos pasos tu melón no esté en su punto de consumo, puedes madurarlo en casa antes de abrirlo, simplemente guardándolo en una bolsa de papel junto con un manzana o plátano en una habitación fresca.
  • Cómpralo ya cortado. No obstante, si te quieres asegurarte de su buen estado y de paso ahorrarte el tener que abrirlo y cortarlo, puedes comprarlo ya cortados en bandejas o vasitos. En Supermercados MAS también encontrarás tu fruta lista para llevar y comer.

¿Conocías estos consejos para acertar con el melón? ¿Nos cuentas alguno más?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.