Diferentes botánicos para Gin Tonics

Componentes de un Gin Tonic perfecto: Los botánicos

En este cuarto post de nuestra serie sobre los elementos imprescindibles para preparar un Gin Tonic perfecto nos vamos a ocupar de uno de los detalles más delicados que puedes incorporar a tu cóctel: los botánicos.

Por botánico entendemos las diferentes plantas, hierbas, especias y frutas que realizan su maceración con el alcohol y le transmiten sus propiedades, sabores y aromas. El botánico imprescindible en la elaboración de toda ginebra que se precie son las bayas de enebro, de consistencia resinosa.

Diferentes botánicos para Gin Tonics

Diferentes botánicos para Gin Tonics

Las frutas cítricas que intervienen en la elaboración de la ginebra son las responsables de su toque cítrico y refrescante, concretamente los aceites procedentes de la piel de limones, naranjas dulces y amargas, pomelos y limas.

Como complemento a estos botánicos básicos, y en función de las cualidades organolépticas que se quiera otorgar al resultado final de la bebida, se le añaden todo tipo de especias como coriandro, canela, comino, cardamomo, pimienta, granos del paraíso, nuez moscada; y plantas como hinojo, regaliz, casia o cilantro.

Clasificación ginebras en función de sus botánicos

En función de la cantidad de unos botánicos u otros en la composición de las ginebras, podemos clasificarlas en cinco grandes grupos:

  • Ginebras clásicas: predomina en ellas el aroma de las bayas de enebro y un leve, casi imperceptible, toque cítrico y especiado.
  • Ginebras cítricas: en esta variedad predomina el aroma y propiedades de los botánicos cítricos, como la naranja, el limón, la lima o el pomelo.
  • Ginebras especiadas: si te gusta el toque que aportan las especias a tu bebida favorita, estas son tus ginebras; en su composición tienen especial protagonismo las canelas, cominos, cardamomos, pimientas…
  • Ginebras herbales: las hierbas como tomillo, romero, menta o albahaca dotan de una fuerte personalidad a las ginebras que las incluyen en su proceso de elaboración.
  • Ginebras florales: flores como el jazmín, la violeta o los pétalos de rosa intervienen en la elaboración de las ginebras más delicadas.

Claves para su correcta utilización

Lejos de las “ensaladas de Gin Tonic” que sirven en algunos establecimientos, en el uso de los botánicos cobra especial relevancia la máxima de “menos es más”.

  • Nunca hay que mezclar en un mismo cóctel más de dos botánicos, para que no se estorben sus propiedades.
  • No debemos elegir botánicos que ya estén presentes en la bebida para no recargarla: si elegimos una tónica con componentes de pimienta, entre los botánicos que añadamos jamás estarán granos de pimienta, por ejemplo.
  • Para transmitir aromas o sabores al combinado, hay que “exprimir” el botánico que añadamos, de otro modo únicamente aportamos decoración.

¿Te gusta jugar con las combinaciones en tu Gin Tonic o eres más del clásico binomio ginebra-tónica y corteza de limón? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] en las que os comentamos los tipos de ginebra, las tónicas y una parte fundamental que son los botánicos. Hoy os vamos a dejar 7 versiones estupendas para preparar un Gin Tonic muy […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.