Aceite de oliva

El aceite de oliva: el oro líquido de la cocina mediterránea.

El aceite de oliva, además de destacar por su color, aroma y sabor presenta una serie de cualidades beneficiosas, entre las que cabe mencionar la presencia de antioxidantes naturales como los beta-carotenos y vitamina E y elementos que nos ayudan a regular nuestros niveles de colesterol como los fitoesteroles y el ácido oleico.
Aceite de olivaEn la elaboración del aceite de oliva intervienen varios. En primer lugar se trituran las olivas obteniéndose una pasta, esta pasta se prensa para extraer el aceite. Posteriormente se procede al refinado, a través del cual se eliminan los residuos que hayan podido quedar después del proceso de extracción. En la fase de refinado también se reduce el grado de acidez del aceite para suavizar su sabor.

A continuación vamos a enumerar los distintos tipos de aceite de oliva que podemos encontrar en el mercado:

 

×        Aceite de oliva virgen: Sobre la pasta obtenida del triturado de las aceitunas (molturación) se aplica presión en frío para exprimir el aceite. Contiene una gran cantidad de vitamina E. No está refinado.

 

×        Aceite de oliva refinado: se obtiene partiendo de un aceite que contiene un elevado índice de ácidos grasos libres, por haber sido elaborado a través de presión en caliente. Su sabor es apenas perceptible, ya que su nivel de acidez es inferior a 0,2º. Su contenido en vitaminas y fitosteroles es relativamente bajo.

×        Aceite puro de oliva: se trata del aceite de oliva propiamente dicho. Es una mezcla entre los dos anteriores. Su grado de acidez no debe exceder de 1º.

 

×        Aceite de orujo de oliva: o aceite de orujo a secas, se elaborada tras aplicar varios disolventes autorizados a la torta que queda una vez efectuada la extracción. Su nivel de calidad es inferior al de los anteriores, por lo que necesita ser refinado para reducir su acidez máxima a 0,3º.

 

El aceite de oliva es uno de los productos más típicos y apreciados de la dieta mediterránea, se diferencia de otros tipos de aceite, como, por ejemplo, los de semillas, en su mayor sabor, en su textura más firme y consistente y en su proceso de elaboración. Además, sus características lo convierten en un tipo de aceite especialmente indicado para las frituras, ya que su composición no se altera con las altas temperaturas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.