Elige el gimnasio perfecto para ti

¿Quién no ha hecho propósito de enmienda alguna vez al finalizar el verano y comprobar los estragos que las cañas, las tapitas en la calle, las paellas y los helados han hecho en nuestra figura?

Si tú, como nosotros, formas parte de este grupo, te estarás planteando que la mejor manera de recuperar la forma, y las formas, antaño armoniosas, es inscribiéndote a algún gimnasio donde a base de sudar perdamos los kilillos que el verano nos ha dejado como recuerdo.

Ejercicios en el gimnasio

Ejercicios en el gimnasio

Sin embargo, ante la extensísima oferta existente puede que te pierdas un poco y no sepas muy bien por dónde empezar a la hora de escoger el centro que mejor se adapte a ti, tanto a nivel económico como en cuanto a la variedad de disciplinas que te ofrece.

Por ello, hemos elaborado este pequeño decálogo con algunas claves que nos han parecido relevantes a la hora de valorar el centro deportivo que más nos conviene:

  • Relación calidad-precio. Un aspecto fundamental: no te lances de cabeza al más barato, probablemente te encontrarás con aparatos en mal estado de conservación, duchas de las que sólo sale agua fría u horarios incompatibles con tu rutina personal o laboral.
  • Ubicación. Si ya de por sí la asistencia al gimnasio es algo que suele dar pereza, si se encuentra muy lejos de tu lugar de residencia o trabajo, o el acceso es muy complicado, se te quitarán las pocas ganas que te queden. Elige un centro que te coja dentro de tu rutina diaria.
  • Horarios. Relacionado con el punto anterior: procura que el gimnasio que elijas disponga de un amplio abanico de horarios, y que las actividades se repartan equitativamente en dichos horarios a lo largo de la semana: si deseas practicar Pilates y trabajas en horario de mañana, de poco te sirve que tu gimnasio imparta esta disciplina a las 11 horas.
  • Actividades. Si sólo puedes asistir a clase de spinning o la única máquina que tienes disponible es una elíptica, acabarás aburriéndote; valora la variedad de actividades que puedas realizar en el centro elegido.
  • Entrenadores personales. ¿Eres de quienes necesitan supervisión constante para motivarse durante la práctica deportiva? Necesitas un entrenador personal. Asegúrate de que tu gimnasio disponga de ellos.
  • Aspecto y calidad de los aparatos. Da mucho reparo practicar según qué actividades en máquinas viejas o descuidadas. Asegúrate de que la dotación del centro es acorde a sus referencias.
  • Ambiente. Al gimnasio se va a ponerse en forma y sentirse bien, no a una competición. Huye si el centro está plagado de figuritas que van más a mirar y ser mirados que a hacer ejercicio.
  • ¿Sólo para mujeres, mixto…? Algunas mujeres se sienten mejor en establecimientos específicos para ellas. Si es tu caso, decídete por alguna de las cadenas de centros que están dirigidas exclusivamente a mujeres.
  • Instalaciones. Amplitud, limpieza, comodidad… no te decidas sin valorar estos factores, a la larga marcarán la diferencia.
  • Masificación. Y, por último, no te decidas sin visitarlo a varias horas del día: comprueba que la afluencia a las actividades que más te interesan en el horario que prefieres no dificulta la normal práctica de los ejercicios.

Y tú, ¿te has decidido ya por tu gimnasio?

 

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] en este post sobre las claves a tener en cuenta cuando vamos a elegir centro deportivo donde ponernos en forma. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.