Embarazo y ácido fólico

Esta semana seguimos con los embarazos, y en concreto hoy vamos a hablar del ácido fólico o vitamina B9. Esta vitamina se encuentra en una gran variedad de alimentos y su carencia durante el embarazo puede provocar problemas en el feto y en la propia madre.

El ácido fólico participa en la formación del material genético, fundamental durante las primeras fases de gestación. Además favorece la producción de glóbulos rojos y blancos que ayudan a la circulación de la sangre y a prevenir posibles infecciones.

Por todo esto su carencia en el organismo de la futura mamá puede provocar la aparición de anemia, trastornos digestivos e intestinales como náuseas o diarrea. Mientras que en el bebé puede provocar alteraciones en el sistema nervioso y malformaciones.

Para evitar esto se recomienda un incremento de su ingesta, debido al incremento en la multiplicación celular que provoca el embarazo, a través de una dieta equilibrada con alimentos que contengan esta vitamina e incluso con suplementos, prescritos por un médico, durante el primer trimestre.

¿Sabes qué alimentos debes consumir para ello?  Levadura de cerveza, legumbres, cereales de desayuno enriquecidos, hígado, verduras de hoja verde, frutos secos, huevos, frutas…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.