no tirar el pan

Qué puedes hacer para aprovechar el pan duro

Casi todos los días nos sobra pan en las comidas y nos preguntamos cómo podríamos sacarle partido para no tener que tirarlo. Aprovechar el pan duro de días anteriores en distintas recetas es un gesto muy sencillo pero muy importante contra el desperdicio alimentario ¡Y es un ingrediente clave para sacarnos de muchos apuros en la cocina!

Además de emplearlo en platos conocidos como el salmorejo o para hacer picatostes, tenemos muchas ideas más para que aproveches el pan duro. Ven a Supermercados MAS y llévate tu pan favorito recién hecho para tomar en el día ¡Tenemos más de 50 variedades! Luego, dale una segunda vida con alguna de estas recetas.

Platos con pan duro

Prepara unas ricas tostadas francesas

  • Torrijas. El ingrediente base de esas torrijas que nos gustan tanto puede ser ni más ni menos que es pan que tienes guardado desde hace unos días ¡No lo tires! Prepara este delicioso dulce típico de Semana Santa, acompañado de miel de la tierra, azúcar o canela. Nuestra receta de torrijas es muy fácil de hacer y el resultado es magnífico ¡Pincha en el enlace!
  • Migas. Un plato muy suculento que puedes preparar con una receta de migas  andaluzas, salada, a base de pan duro, chorizo, panceta, ajo, aceite de oliva, pimientón y sal; o bien en su versión dulce, con unas migas con chocolate para chuparse los dedos ¡Tu eliges!
  • Sopa de cebolla. Esta sopa de origen francés se elabora con pan duro y cebollas dulces. Simplemente, corta la cebolla en juliana y ajo y dóralos con aceite de oliva y mantequilla a fuego lento hasta que esté transparente. Añade sal y pimienta, y luego harina para que espese. Incorpora el caldo (de pollo, ave, vegetal…) y hierve durante 15-20 minutos. Ahora, espolvorea queso suave y gratina en el horno durante 5-6 minutos. Para la presentación, acompáñala de unos picatostes de pan tostados ¡también hecho con pan duro!
  • Tostadas francesas. Otra receta francesa para aprovechar el pan duro, estupenda para desayunar o merendar. Consiste básicamente en rebozar pan duro cortado en rebanadas con huevo, azúcar, leche y un poco de canela. Fríe en mantequilla y sírvelas recién hechas ¡No te puedes imaginar lo ricas que están!
  • Gachas dulces. Las gachas o poleá llevan unos deliciosos picatostes crujientes elaborados con pan del día anterior. Es un postre o merienda muy fácil de hacer con harina, leche, aceite, la piel de 1 limón, matalauva, aceite de oliva y azúcar. Aquí mismo tienes nuestra receta de gachas dulces con picatostes. 
  • Pan rallado. Por supuesto, puedes hacer tu pan rallado casero con el pan duro que acumulas en tu panera. Primero, sécalo bien al horno; y segundo, desmigájalo con un molinillo o un rallador ¡No hay manera más sencilla de aprovechar el pan viejo! Si quieres darle un toque de sabor, añade ajo, perejil o hierbas.
  • Picatostes con chocolate. Si sencilla es de hacer, más sabrosa queda. No te resistas a probar estos picatostes espolvoreados de azúcar y mojados en chocolate casero elaborado con 1 table de delicioso chocolate negro.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.