¿Ahorrar en la cesta de la compra? ¿Cómo?

Comienza un nuevo mes y muchos nos lamentamos por los gastos del mes anterior. Intentamos ahorrar pero acabamos gastando dinero casi sin darnos cuenta. Con esta entrada os queremos dar algunos consejos para ahorrar, especialmente, a la hora de realizar  vuestra cesta de la compra. Son algunas pautas a seguir que aunque parecen simples no siempre se cumplen y nos pueden ayudar a reducir los costes del mes.

1. Antes de salir de casa elabora un lista de lo que necesitas y determina las cantidades exactas que necesitas a cada producto, pero lo que es más importante: hay que ceñirse a la lista.

2. Compara los precios y calidades que las distintas marcas te ofrecen para un mismo producto, incluida la marca del distribuidor (más conocida como marca blanca)

3. Haz una compra grande al mes o cada 15 días. Controlará mejor lo que gasta y se enfrentará menos veces a la tentación de la “compra por impulso” que si va cada dos o tres días por un producto diferente.

4. Reduzca el uso de la tarjeta de crédito e intente pagar en metálico, se suele gastar menos cuando se “ve” el dinero.

5. Intenta aprovechar las diferentes ofertas en general y en especial las de productos no-perecederos (conservas, limpieza, higiene…) para llenar la despensa.

6. Aprovecha las ventajas que te dan algunos supermercados, como por ejemplo, Supermercados MAS y su tarjeta Club MAS

6. En productos perecederos: déjate aconsejar y opta por los productos de temporada, suelen ser los que más valor ofrecen y los que se encuentran más visibles.

7. Ten controlados tus gastos. Por ejemplo, haz un cuadro en el que poner al final de cada mes los gastos como el agua, la luz, el teléfono, etc e intente concienciar a la familia para intentar reducirlos. Puedes comparar los gastos de cada mes y ver si se van cumpliendo los objetivos.

8. Lleve sus cuentas al día. Apunta cada noche lo que ha gastado durante ese día, con ello, serás más consciente de los gastos innecesarios que has realizado, y tendrás un estímulo para no reincidir. Aprovecha la cantidad de aplicaciones móviles que existen y que te pueden ayudar a gestionar tu ahorro. Otra opción sería usar un programa de ordenador como el excel, por ejemplo.

¡Esperamos que os hayan servido estos consejos! Ahora… ¡a ponerlos en marcha!

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.