¡La merienda también es necesaria!

La merienda debe ser una de las 5 comidas que todos debemos realizar diariamente para mantener nuestro niveles de glucosa constante. En el caso de los niños es especialmente importante, ya que tienen más necesidades de nutrientes al estar en plena fase de desarrollo. Aquí os dejamos algunas claves importantes que debéis de tener en cuenta.

–       Debemos considerar que no sean muy copiosas para no sobrepasar la ingesta diaria recomendada de calorías y para evitar que se le junte con la hora del almuerzo o con la cena. Por supuesto también habrá que condicionarla al grado de actividad del niño.

–       Debe ser variada e incluir alimentos ricos en nutrientes, un buen ejemplo de merienda sería aquella que incluyese y combinase cereales (como el pan, en forma de bocadillo), lácteos (como un vaso de leche o un yogur) y fruta (una pieza o un zumo de fruta natural)

–       Como siempre recomendamos implicar a los niños en la preparación, de esta manera será más fácil transmitirle la importancia de cuidar su alimentación.

Os invitamos a recuperar la saludable costumbre de merendar y así compartir este momento con vuestros hijos.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.