Los 5 platos más típicos de la cocina italiana

La gastronomía italiana es una de las más conocidas en todo el mundo, y muy especialmente en España donde compartimos una cultura mediterránea común. A todos nos encanta la pizza, la pasta… pero ¿sabemos en realidad cuáles son los platos más típicos de la cocina italiana? De todas las delicias culinarias que nos ofrece Italia, seleccionamos 5 recetas de las más tradicionales del país vecino, para que os convirtáis en unos expertos en cocina italiana. Para que hagáis sus platos exactamente de la forma original, nos basamos en uno de los blogs gastronómicos italianos más consolidados, el de Giallo Zafferano.

 

Las recetas de la cocina italiana

Caprese. Suele servirse como antipasto, como un aperitivo, o como un segundo plato. Es ligero, saludable y muy sencillo de hacer, aquí la clave es usar los ingredientes adecuados. Para acompañar a la caprese, se suele incorporar verduras u hortalizas, o pan integral. Para prepararlo, se lavan los tomates y se cortan en rodajas horizontales. Un truco muy útil es poner los tomates en papel de cocina, para que así absorban el agua. Una vez más, se corta la mozzarella en rebanadas que tengan  un poco de grosor. En un bol, se echan 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra junto con sal y pimienta, en ocasiones también orégano, y ya se puede empezar a montar. Primero una rodaja de tomate, una pincelada del aceite, una rebanada de mozzarella, de nuevo una pincelada con aceite y vuelta a comenzar. Al final,  para aumentar el sabor, se recomienda espolvorear un poco de orégano.

 

Lasaña de carne. Es uno de los platos más arraigados en Italia, de hecho las familias suelen tomarlo los domingos como su primer plato y un motivo de celebración. Una de sus curiosidades es que a pesar de ser una lasaña de carne, lleva también verduras como cebolla, zanahorias y apio. Después de lavarlas y cortarlas, se doran en la sartén, luego se echa la carne picada y se mezcla bien durante 15 minutos. Cuando ya se hayan mezclado bien los sabores, se añade la salsa de tomate y se deja unos 40 minutos. Por otra parte se hierven 4 huevos y cuando estén listos, se cortan en dados, e igual se hace con la mozzarrella. Para montar la lasaña, se utiliza un recipiente rectangular con cierta profundidad para que queden las capas. Primero la pasta de lasaña, segundo la mezcla de carne y verduras con tomate, tercero los huevos y mozzarella y cuarto, queso rayado espolvoreado por encima. Para darle un sabor más intenso, la última capa suele cubrirse con queso parmesano, buon appetito!

 

melanzane parmigiana

Parmigiana di melanzane. Uno de los platos más típicos de la cocina italiana tiene como principal ingrediente la berenjena, y se suele servir como primer plato o incluso plato único! Para prepararla, se empieza siempre por la salsa de tomate que suele precederla un sofrito de ajo y cebolla picada con aceite, a la que luego se añade la salsa de tomate, agua, sal y pimienta. El objetivo es espesar la salsa, y acompañarla con algunas hojas de albahaca. Por otra parte, se lavan y se cortan en rodajas las berenjenas y para quitarles el amargor, se depositan en un bol con sal gruesa. Cuando haya pasado más de una hora, se lavan con agua y se secan. Ya están listas para freír por ambos lados y luego se deja escurrir en un plato con papel de cocina para que deje escapar el aceite. Ahora ya se prepara una bandeja untada en aceite para el horno: primero la salsa de tomate, luego rodajas de berenjena, la salsa de nuevo con queso rallado y una capa de rodajas de queso parmesano, y así unas cuantas veces más. En la última capa, se echa queso para que quede gratinado, y ahora necesitará unos 40 minutos en el horno a alta temperatura.

 

Carpaccio. Con esta palabra, los italianos se referían en sus orígenes a un plato de carne cruda, cortada de forma muy finita, aunque en la actualidad también se prepara con pescado y verduras. La receta original se hace con ternera, y también su preparación es muy rápida y fácil. Se suele servir como aperitivo, o segundo plato. El truco está en cortar la carne de ternera con un grosor muy fino y colocarla en el plato. A continuación, se suele echar rúcula, aceite de oliva, sal, limón y queso parmesano. ¡Y ya listo para comer!

 

Pasta con pesto

Pasta al pesto. Cualquier pasta puede acompañar a la salsa al pesto, una de las más clásicas y antiguas de la gastronomía italiana. Uno de sus orígenes más conocidos la sitúan en Génova, y una de sus cualidades menos conocidas es que es afrodisíaca. Para prepararlo, se lavan las hojas de albahaca de forma suave para no quitarle el olor y se pelan los ajos, con un puñado de sal gorda. Se pica el ajo con la sal, y luego se añaden las hojas de albahaca hasta que quede todo bien aplastado. Para hacer este paso se puede hacer uso de un mortero y os podéis guiar por el líquido que suelta la albahaca, esto significará que ya está listo para que se incorporen los piñones hasta que se vuelva una crema. Un último truco es echar queso y aceite de oliva, se mezcla todo bien hasta obtener una salsa homogénea.

 

Otros posts de interés:

 

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] 13 marzo, 2015 | Los 5 platos más típicos de la cocina italiana […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.