Marisco ¡Precaución!

Se acercan las fechas navideñas, y con ellas nuestras mesas se llenan de productos, entre ellos productos del mar como es el marisco.

A pesar de su exquisito sabor, puede que no sea tan inofensivo como pensamos por lo que debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones.

El marisco, después del huevo y la leche, es el alimento que más reacciones alérgicas produce. Si comenzamos a notar picores, deficiencia respiratoria o erupciones en la piel debemos consultar urgentemente con un médico.

Si somos personas que solemos padecer frecuentes dolores de cabeza, no es recomendable acompañar el marisco con vino, ya que podría provocarnos jaquecas o migrañas.

También hay que tener cuidado si padecemos gota o tenemos el ácido úrico alto. El marisco no suele incrementar el nivel de colesterol en sangre, sin embargo tenemos que analizar qué tipo de marisco estamos consumiendo ya que depende de la tipología su contenido en colesterol varía significativamente. Los crustáceos y calamares son los que más contienen.

Y por último es importantísimo que la conservación de estos productos sea adecuada para evitar infecciones, es decir, que no hayan estado expuestos al calor o almacenados en sitios con escasa higiene. Por esta razón recomendamos conocer el origen de estos alimentos y evitar comprar aquellos que son vendidos en la calle en puestecillos ambulantes ya que no cuentan con refrigeración y su origen es desconocido.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.