Ponte en forma sin ir al gimnasio

Cuando se trata de empezar a hacer ejercicio, ¡las excusas se multiplican solas! La falta de tiempo, el cansancio, el frío… de golpe todo puede ser un motivo para dejarlo para otro momento. Pero, ¿has pensado que a diario hay un montón de situaciones en las que puedes practicar ejercicio? ¡Y sin necesidad de ir al gimnasio!

Se trata tan sólo de descubrir cuáles son aquellas prácticas de tu rutina que puedes hacer de forma más saludable, el tiempo invertido será poco y en seguida notarás los beneficios de llevar una vida más sana.

Ejercicio sin salir de casa1. Olvídate de ascensores. Si vives en un bloque de pisos con ascensor, ¡úsalo sólo cuando vengas de hacer la compra! Intenta un uso diario de las escaleras, al menos 2 o 3 veces al día. En el caso que vivas en un piso bajo y sean pocas las escaleras, intenta subir hasta el piso más alto y luego bajar hasta el rellano al menos una vez al día. Si en tu trabajo también hay ascensores, ¡haz como si estuvieran averiados, y usa las escaleras!

2. Camina de forma ligera. Seguro que tu desplazamiento diario (hacia el trabajo, la universidad, la casa de tus familiares o amigos, el supermercado…), hay un trayecto que realizas andando. Intenta hacerlo cada día, al menos unos 20 minutos, y caminando a paso ligero. En el caso de que utilices el coche, pero que pueda llegar caminando: apárcalo y a ponerse en marcha!

3. Las bicicletas no son sólo para el verano. Puede que tengas una propia, y si no siempre puedes alquilar una de las empresas públicas municipales que cuentan con precios asequibles. ¿Cuándo la usas? El momento lo eliges tú, si puede ser entre semana para ir al trabajo o a estudiar, perfecto. También el fin de semana, por las mañanas o a primera hora de la tarde en invierno o de cara al verano en los momentos de menos calor, además de que es muy agradable y podrás descubrir paisajes nuevos.

4. Ejercicios desde el sofá. Aquí no hay excusas que valgan, todo el mundo suele tener un sofá cerca, ¿y si lo usamos para ponernos en forma? Un tipo de práctica muy sencilla es hacer ponernos de pie en la parte trasera del sofá, dándole nuestra espalda. Nos apoyamos con las manos, y una de las piernas la flexionamos mientras que la otra sube hacia arriba colocándose paralela al suelo. Podemos ir alternándolas, y repetirlo unas 15 o 20 veces cada día, ¡muy rápido!

5. Baila, patina o haz senderismo. Hacer ejercicio no tiene por qué ser una actividad aburrida, si la introduces en tu fin de semana puedes compartirla con tus amigos o familia, y pasar unos días agradables. Puedes bailar, ir a patinar o hacer excursiones de senderismo (podéis consultar rutas y caminos en Rutas del Sur), ¡todo lo que se te ocurra! Incluso puedes jugar partidos de fútbol, baloncesto o apuntarte a carreras solidarias, y además estarás apoyando una buena causa.

 

 

Otros posts relacionados:

Sorteo de 5 lotes FontVella

Qué tomar antes, durante y después de hacer ejercicio

Alimentos para practicar deporte

Receta de bebida isotónica casera

Época de propósitos, ¿qué actividad física elijo?

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.