Prepara tu nevera para las vacaciones

Si ya se acerca el momento más esperado de todo el año (esas merecidas vacaciones!!), hay alguien en tu cocina que necesita un poco de atención antes de que te marches. ¿Adivinas quién? Tu nevera! Estas son las cosas que debes hacer antes de colgarle el cartel de “cerrado por vacaciones”.

Consejos para tu nevera

  • Nevera: cerrado por vacacionesDesconéctala si te marchas mucho tiempo. Lo ideal es dejar la nevera con la puerta abierta, para evitar olores extraños a tu vuelta.
  • Buen momento para limpiarla. Puedes hacerlo con tu lavavajillas y agua, se quedará estupenda! Un truco: si usas bicarbonato disuelto en agua, ayudarás a eliminar también las bacterias.
  • Revisa las fechas de caducidad. Si tus vacaciones son más cortitas, puedes dejar encendido tu frigorífico. Eso sí, deberás revisar qué se queda en casa y qué se viene contigo. Para decidirlo, muy fácil, mira la fecha de caducidad: los alimentos que duren más pueden quedarse, los que no puedes meterlos en una nevera portátil y acompañarte en tus primeros días de vacaciones.
  • Alimentos perecederos: llévatelos contigo! La verdura y la fruta son unos firmes candidatos a acompañarte en tus primeros días de vacaciones, ¡puedes prepararte vasos de frutas y una ensalada variada en un tupper!
  • Chacinas, envasadas al vacío. Con papel transparente de cocina o en tuppers, lo ideal es que intentes envasarlas como si fuera al vacío para que se conserven mejor.
  • Leche y yogures: si tienes tetrabricks abiertos en la nevera, es mejor que te los lleves. Los yogures, puedes congelarlos y luego tomártelos como si fueran helados!
  • La balda de arriba de la nevera: ahí está el frío. Si quieres conservar latas, ketchup, huevos, chacinas… las baldas de más arriba en tu nevera son las que más frío guardan.
  • Medio limón, para dejar buen olor. También puedes utilizar clavos, para que así a tu vuelta esté la nevera perfecta!

En el congelador

  • La carne, dividida en paquetes por raciones. Puedes repartir los filetes en pequeñas cantidades según las raciones que soláis comer en casa, así sólo tendrás que envolverlo con papel transparente de cocina y lo podrás ir descongelando poco a poco.
  • Los yogures, conviértelos en helados. Puedes meterlos en el congelador, y a tu vuelta ya tendrás un postre veraniego para recibirte!
  • Un plato preparado, para tu vuelta. Puedes guardar en el congelador una receta ya elaborada y así ya tendrás el almuerzo o la cena cuando regreses de vacaciones!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.