Trucos para usar las patatas

¿Qué tipo de patata es mejor para cada elaboración?

La patata es uno de los alimentos con más usos en la cocina que existen. Y, aunque inicialmente pueda pensarse que un mismo tipo de patata sirve para todo, no es así. Sin duda, hay patatas más adecuadas que otras para determinados tipos de elaboración. 

Por ello, no te quedará igual de rico un guiso si usas la patata equivocada. Tampoco te saldrán nunca perfectas las patatas fritas si no usas el tipo adecuado. Hay una gran variedad de tipos de patatas, que se diferencian unas de otras por su tamaño, forma, color de la piel, rugosidad y, lo más común, por su grado de maduración: viejas, nuevas o de estación ¿Sabes qué tipo de patata es mejor para cada receta? Te lo contamos en este post.

Usos de las patatas

Elige bien la patatas

Tipos más frecuentes de patatas

  • Patatas nuevas. Son las que se recogen entre los meses de marzo y junio, antes de que maduren completamente. Son pequeñas, con la piel fina y lisa y la carne de color claro. Una de sus grandes ventajas es que después de cocerlas se quedan muy enteras ¿Para qué sirven las patatas nuevas? Especialmente para la ensaladilla rusa, las patatas fritas, la tortilla o para servirlas al vapor.
  • Patatas viejas. Estas se recogen durante el otoño y ya se encuentran maduran. Las diferenciarás por su color más oscuro y su piel más arrugada y gruesa. El color de su carne es más amarillo y son las mejores para guisar y acompañar con salsas, también para hacer cremas y purés.
  • Patatas de estación. Ni nuevas ni viejas, son patatas que se recolectan en su momento justo, en verano. Son de humedad y almidón medio y se conservan muy bien. Es lo más parecido que hay a una patata todoterreno: la puedes emplear para todo.

Según su uso

  • Para freír. En general, para freír lo mejor son las patatas nuevas, que tienen menos almidón. Las patatas nuevas son las que se recogen entre los meses de marzo y junio, antes de que maduren completamente. Son pequeñas, con la piel fina y lisa y la carne de color claro. No obstante, si te gusta que queden más doradas y blanditas, opta mejor por las de estación. Por variedad, opta por las Agrias, de carne amarilla y especialistas en lograr unas patatas crujientes por fuera y blanditas por dentro. Mira por ejemplo cómo pueden quedarte estas ricas patatas gajo.

    Patatas para cada elaboración

    Tipo de patatas

  • Para cocer. Busca una patata compacta, que no se desmorone al cortarla. Para ello, las mejores variedades son las conocidas como Monalisa, las más habituales en los supermercados y muy compactas; Spunta, estupenda para ensaladas; o Kennebec, con más sabor e ideales para guisos o para asar ¿Qué te parece probarlas guisadas con carrillera?
  • Para tortilla. En general, valen las mismas patatas que para cocer: Monalisa y Kennebec. Cambia un poco y prueba esta tortilla rellena.

Cómo conservar las patatas

Una de las preguntas frecuentes que no hacemos es ¿estoy conservando bien las patatas? Para que lleguen al momento de consumo en sus mejores condiciones, tienes que guardarlas en un sitio fresco y oscuro. En cuanto a la temperatura, lo ideal es entre los 7 y 10 ºC. Eso quiere decir que es desaconsejable que las metas en la nevera; mejor consérvalas en la despensa o incluso en el balcón dentro de un saco o una caja de madera con rendijas para que puedan respirar.

También debes tener en cuenta que las patata nuevas, que tienen más humedad, tienden a pudrirse antes. Así que, si no vas a consumirla pronto ¡compra solo las que necesites!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.