recetas cerezas frutas

Recetas con cerezas

¡La cereza es una de las frutas veraniegas por excelencia! Frescas y jugosas, alcanzan su punto perfecto durante los meses de verano. Por ello, no debes de dejar pasar la oportunidad de disfrutarlas en su máximo esplendor en cualquier momento del día, ya sea solas o acompañadas de los ingredientes que te sugerimos a través de estas recetas ¡Ve a por tus cerezas y prueba! recetas cerezas frutas

  • Gazpacho de cerezas ¿Algo más apetecible en verano que un gazpacho? ¿Y qué te parece un gazpacho de cerezas? Coge tu batidora y coloca en ella un diente de ajo y cebolla picada, las cerezas deshuesadas, los tomates sin pepitas,pimientos en trocitos, pepino y 1 litro de agua. Luego, vierte medio vasito de zumo de naranja natural y el aceite, vinagre, sal y azúcar que te guste ¡Bate bien y a la nevera para tomar fresquito!
  • Mousse de queso con cerezas. Receta sencillísima y muy rica, siempre a mano. Sólo necesitas queso mascarpone, nata para montar, azúcar y tus cerezas frescas. Bate el queso con el azúcar y cuando esté listo, vierte despacito sobre la nata que has montado en otro recipiente. Llévalo a la nevera y cuando enfríe, añade las cerezas deshuesadas a tu gusto, aunque te recomendamos que lo sirvas en pequeños cuencos o copas y hagas capas alternativas de mousse y fruta.
  • Pastel de cerezas. Necesitarás un poquito más de tiempo, pero merecerá la pena. Además de las cerezas, compra masa quebrada, dos huevos, canela en rama, un limón, un chorrito de brandy, nata líquida y azúcar. Lava y deshuesa las cerezas y añádeles azúcar para colocar la mezcla en una olla junto con la cáscara de limón y una rama de canela. Cuece durante unos 10-15 minutos. Luego de escurrir las cerezas, colócalas sobre la masa quebrada, previamente colocada en un molde y pinchada con un tenedor para que no suba en exceso. Bate los huevos con el azúcar, la nata y el brandy y esa mezcla échala sobre las cerezas y el molde. Precalienta el horno a unos 180º y luego de unos 30 minutos ¡prueba, enfría y lista!
  • Ensalada de pollo y cerezas. Un toque salado para que pruebes también las cerezas con tu ensalada. Prepara las cerezas deshuesadas, un par de medias pechugas de pollo, bacon y brotes de ensalada al gusto. Para marinar el pollo, puedes hacerlo con una mezcla de salsa de soja, zumo de limón, aceite, sal y pimienta. Mezcla bien los ingredientes, unta las pechugas y déjalos macerando 1 hora más o menos, para luego freírlas en una sartén. Añade al esto de ingredientes y acompaña con una salsa de yogur griego, nata, zumo de limón y una nueces peladas ¡Deliciosa!
  • Tartaleta de cerezas. Las tartaletas las  puedes comprar ya hechas o hacerlas en casa con un poquito más de tiempo. En caso de que tengas prisa, sobre tus tartaletas ya elaboradas coloca mermelada de tarta recetas cerezasarándanos, fresas o frutos rojos y encima las cerezas deshuesada y una capa de glaseado ¡Así de sencillo! Si te animas con la masa, necesitarás mantequilla, azúcar, un par de yemas de huevo, un chorrito de ron, harina, levadura y almendras molidas. La mantequilla la colocas en un bol y viertes sobre él la mezcla de huevo, azúcar, ron, la harina, la levadura y las almendras. Mezcla bien y cuando esté compacta, extiéndela sobre los moldes, pincha con un tenedor, cubre con papel transparente y llévalos a enfriar. Luego, al horno durante unos 20 minutos a 180º.
  • Helado de cerezas. Por supuesto, en veranito no podía faltar el helado de cereza. Prepara tu propio helado con una heladera o con una batidora de barrillas, simplemente. Reúne nata montada, leche condensada, azúcar y las cerezas. Primero deshuesa las cerezas y llévalas a cocer con el azúcar; cuando estén blandas, retira las cerezas y sigue cociendo hasta que el líquido caramelice y, entonces, deja enfriar. Por otro lado, en un bol frío monta la nata con las varillas y luego añade leche condensada sin dejar de batir. A la mezcla se añaden las cerezas frías y se lleva al congelador durante 1 hora aproximadamente para añadir luego el sirope. Decora con una cerezas frescas y ¡disfruta con su sabor!
  •  Cerezas al vino. Una receta clásica que nunca falla con un toque de vinito. Coge una cacerola y vierte vino tinto, azúcar, zumo de naranja, una pizca de canela, nuez moscada y clavo al gusto. Llévalo a ebullición y luego, bajando el fuego, cocina unos 10 minutos. Enfría y coloca el caldo en un recipiente que cierre herméticamente. Luego, añade la cerezas, a las que previamente habrás hecho unos cortes para que absorba bien el jugo elaborado y lleva a la nevera ¡Déjalo macerar al menos 24 horas y disfruta!

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.