Salsas caseras y saludables

A todos nos gusta de vez en cuando añadir un poco de salsa a nuestros platos para hacerlos más sabrosos. Una alternativa más saludable es preparar tu mismo en casa una salsa elaborada de acompañamiento a tu plato. Tus recetas de pescados, carne, ensalada o patata subirán de nivel con alguna de estas salsas caseras y saludables que te proponemos.

Salsas con yogur

Salsa de yogur

  • Salsa de yogur. Una opción estupenda para acompañar tus ensaladas. Una receta muy sencilla de salsa de yogur que lleva 1 yogur natural, 1  diente de ajo, 1 cucharada de aceite de oliva, zumo de 1/2 limón, sal, pimienta y menta. Simplemente, pon en un bol todos los ingredientes bien picados y mézclalos con un mortero hasta hacer una salsa homogénea. Al final, agrega las hojas de menta picadas. Si te apetece darle un toque griego y convertirla en la popular tzatziki, cambia el yogur natural por uno griego y añade pepino rallado en tiras finas. ¡Espectacular!
  • Salsa tártara. Para obtener una rica salsa tártara, sólo tienes que añadir a tu mayonesa casera una chalota picada, alcaparras, pepinillos picados, perejil, zumo de limón, sal y pimienta. Mezcla la mayonesa junto a todos estos ingredientes muy bien, dejando el limón, la sal y la pimienta para el final. Remueve de nuevo, enfríalo ¡y a comer! Esta salsa queda muy bien con recetas de carne, al igual que estas otras opciones de salsas caseras ideales para acompañar platos de carne.
  • Pesto casero. Ideal para acompañar tu pasta, el pesto tradicional se elabora machacando un par de dientes de ajo, piñones y albahaca fresca en un mortero hasta lograr una pasta uniforme. Luego, tienes que agregar queso parmesano rallado, aceite de oliva y 2 o 3 cucharadas de agua caliente. Machaca de nuevo con el mortero hasta obtener la salsa. Un truco para que la salsa no se repita: quítale a los ajos su parte central.
  • Vinagreta de mostaza y miel. Esta salsa va genial tanto con la carne como con el pescado o ensaladas. Para elaborarla, echa en un bol 2 cucharadas de mostaza de Dijon, 2 de miel, 2 de vinagre de manzana, 8 de aceite de oliva, 4 cucharadas de zumo de limón, sal y pimienta. Remueve todo muy bien (puedes hacerlo en caliente, agregando los ingredientes en un cazo) hasta que se integren todos los ingredientes ¡y listo!
  • Salsa bechamel. Uno de los clásicos de nuestro cocina y más fácil de preparar de lo que imaginas. Pon en un cazo 1 litro de leche y mientras la llevas a ebullición derrite en una sartén 80 g de mantequilla. Cuando se derrita, agrega otros 80 g de harina. Remueve y deja a fuego medio unos minutos hasta que se tueste la harina. Cuando la leche hierva, vierte sobre la mezcla de harina y mantequilla y remueve bien para que no queden grumos. Pon de nuevo al fuego y tras unos minutos, añade nuez moscada, pimienta y sal ¡Sabrosísima!
  • Salsa de mango y almendras. Otra de esas salsas para acompañar platos de pescado, carne o
    Salsas caseras originales

    Salsa de mango

    ensaladas sin dificultad. Añade al vaso de la batidora 1 mango pelado y cortado en dados, un puñado de almendras, 1  cebolleta y un poco de cilantro (todo picado). Agrega el zumo de 1 limón, aceite de oliva, sal y pimienta. Bate bien y la tendrás lista en un momento. Si quieres darle un toque picante: incorpora un poco de guindilla.

  • Salsa boloñesa casera. Una de las salsas favoritas de los niños a la hora de comer pasta. Para elaborarla en casa, pica 1 cebolla, 3 ramas de apio y ralla una zanahoria. Sofríe en aceite de oliva. Añade carne de ternera y cerdo picada, salpimenta y cuando esté hecha, agrega 1 lata de tomate triturado, cocina unos minutos y añade un chorrito de vino blanco. Termina con un poquito de perejil y ¡a comer! Para dar un toque picante, añade un poco de guindilla picada.
  • Salsa de tomate casera. No puede faltar en nuestra lista de salsas caseras la de tomate de toda la vida. Pela 1 cebolla y córtala en dados. Ahora, haz lo mismo con 2 dientes de ajo. En una cazuela con 3 cucharadas de aceite, añade la cebolla y los ajos y cocina a fuego medio durante unos 5 minutos. Es el momento de añadir el tomate (natural o entero natural de lata). Agrega una cucharadita de sal y otra de azúcar. Si quieres hacerlo con tomate natural, lávalo bien, trocéalo, añade a la cazuela cuando toque y cocina 30 minutos.

¿Qué te ha parecido nuestra propuesta de salsas caseras? ¿Nos recomiendas alguna más?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.