Sopas caseras de la abuela

Las sopas son uno de los platos más completos que se pueden preparar en la cocina, pues te dan la posibilidad de incluir una gran cantidad de ingredientes, como verduras, pescado, carne, huevo, pasta… En ellas tienes, por lo tanto, un recurso muy sencillo para aportar a tu organismo una gran cantidad de nutrientes. Son, además, una fórmula magnífica para entrar en calor en los meses de frío. Apúntate estas 5 sopas caseras de la abuela saludables, fáciles y rápidas de hacer.

Sopas de la abuela

Sopa de cebolla

  • Sopa de cebolla. Una plato súper sabroso que puedes hacer en cualquier momento. Esta receta lleva cebollas dulces, mantequilla, 1 diente de ajo, aceite de oliva, caldo, 1 cucharada de azúcar, pimienta negra, 100 gr queso suave, harina y sal. Corta la cebolla en juliana y dórala a fuego lento hasta que esté transparente junto con el ajo en una olla con aceite de oliva y mantequilla. Añade sal y pimienta, y luego harina para que espese. Incorpora el caldo (de pollo, ave, vegetal…) y hierve durante 15-20 minutos. Ahora, espolvorea el queso y gratina en el horno durante 5-6 minutos. Para la presentación, acompáñala de unos picatostes de pan tostados.
  • Sopa de tomates asados. Una sopa ligera con una alta dosis de antioxidantes y vitaminas. En este caso, hay que guardar el pan del día anterior y usar un ingrediente sorpresa, la hierbabuena. Para empezar, metemos todos los ingredientes en el horno y allí estarán una hora, en realidad la receta es muy rápida porque prácticamente lo hace todo el horno. En este enlace puedes encontrar la receta completa.
  •  Sopa de castañas. Aunque pueda parecer una receta de otoño,  la puedes seguir haciendo también en invierno! Es una de las sopas más rápidas de todas, se hace en sólo 35 minutos, y también es muy energética al tener el fruto seco de las castañas. Para prepararlas, necesitarás de la ayuda de un microondas. Consulta aquí la receta completa.
  • Sopa de pescada. Una sopa muy tradicional, que puedes elaborar de manera sencilla con sólo 1 pescada (fresca o congelada), 1  cebolla, 3  dientes de ajo, aceite de oliva, sal y una ramita de laurel. Echa la pescada cortada en rodajas en una olla con unos 2 litros de agua, y añade los ajos y la cebolla, ambos pelados y cortados. Ahora, echa una pizca de sal, el aceite de oliva y una
    Sopas caseras para el frio

    Sopa de pollo y verduras

    rama de laurel, y cocina a fuego medio durante 25 minutos. Luego, cuela el caldo de espinas (si es fresca) y sirve con los trozos de pescada en trocitos, además de unos picatostes y perejil.

  • Sopa de verduras con pollo. Muy suave y genial para asentar el estómago ¿Qué necesitas? 1 pechuga de pollo, 1 calabaza, cebolla blanca, 1 zanahoria, un par de patatas y 100 gr de espinacas. Comienza deshuesando la pechuga y coloca el hueso en una olla con medio litro de agua y la cebolla cortada en juliana. Pela las patatas y córtalas en dado y añade cuando el caldo esté ya hirviendo. Ahora, retira el hueso y la cebolla. Pica las verduras y agrégalas, lo mismo que la pechuga de pollo cortada en trocitos. Cocina durante media hora y ¡lista! Puedes acompañarla con arroz blanco para darle más sustancia.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.