Tipos de salsa para la pasta

¿Te declaras amante incondicional de la pasta? Entonces seguro que sabes que el secreto, en esta ocasión, está en la salsa! Ahí se encuentra el verdadero sabor y la clave para hacer que tus platos italianos siempre te sorprendan. Hoy hacemos un repaso por los diferentes tipos de salsa, desde las más tradicionales hasta aquellas que todavía no has probado! Ya pueden empezar a desfilar tus espaguetis, macarrones, tortellinis… ¡aquí llegan sus acompañantes!

Tipos de salsa para la pasta

  • Salsa boloñesa: Empezamos por una de las más clásicas, la salsa de tomate con carne picada! El truco está en hacer un buen sofrito y añadirle algunos ingredientes que la alegren, puedes utilizar carne mezclada de cerdo y ternera junto con zanahorias, un vaso de vino tinto, hojas de laurel, una cebolla y si quieres un toque de sabor extra, un poco de nuez moscada!
  • Salsa Carbonara: Posiblemente una de las más conocidas pero, ¿sabes cuáles son sus componentes originales? En Italia suelen prepararla con huevos, panceta y queso parmesano, con una pizca de sal y pimienta. En otras versiones, se suele utilizar también nata para cocinar y un ingrediente menos habitual pero que le dará un sabor muy especial: las nueces!
  • Salsa de soja: Siempre que pensamos en esta salsa, puede que nos la imaginemos con carne… ¿Has probado a utilizarla con tus espaguetis? ¡Te sorprenderá! Combínala con trozos de pollo y pimientos rojos y verdes, le dará un sabor muy intenso. Con esta receta ganarás en sabor y en salud, la salsa de soja es una fuente de aminoácidos esenciales y baja en calorías.
  • Salsa al roquefort: Si te gustan los sabores fuertes, ¡esta es tu salsa! El queso roquefort puede ser el próximo protagonista de tus tortellini. Si lo mezclas con nata y mantequilla a fuego lento, conseguirás una textura muy cremosa que se derretirá en tu plato de pasta. Para completar la receta puedes añadir unos taquitos de jamón y olvídate de la sal, para eso está el jamón.
  • Salsa de Peperoni: Esta es la más picantes de todas, ¡así que agárrate! Puedes hacerla con tomate, peperoni, queso de cabra y, el ingrediente que estabas esperando, la guindilla. Si no quieres eclipsar el sabor picante, funde el queso con el tomate. La albahaca y el orégano pueden acabar de redondear tu plato, aromas y picante quedan muy bien!
  • Salsa marinera: El mar también puede acompañar tus platos de pasta, puedes dejarlo entrar con los alimentos que más te gusten! Te recomendamos almejas y gambas, por ejemplo. Cuécelos por separado y luego añádelos a la salsa de tomate junto con aceite de oliva y agua para completar su cocción. Si los prefieres, también quedarán genial unos mejillones y tinta de calamar.
2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Pasta y arroz: entre 2 y 3 veces por semana.  Ideales para el desayuno y el almuerzo, porque su fibra te carga las pilas rápidamente! La clave está en integrar en tu dieta pastas y arroces integrales, ya que te ayudarán a hacer mejor la digestión y son menos calóricas. Si quieres añadirle un toque de diversión, aquí tienes una gran variedad de salsas. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.