¡Toma castaña! Recetas andaluzas y caseras

Ahora que ya viene el frío, que se nota el otoño, qué ganas de disfrutar de las castañas! Justo en esta época del año, se celebran un gran número de fiestas en honor a este fruto seco que tiene una gran tradición en nuestra gastronomía. Y es que se recolectan desde hace siglos en muchos puntos de las sierras andaluzas, como la Sierra de Aracena en Huelva, la Sierra Norte de Sevilla, la Serranía de Málaga, las Alpujarras granadinas o las almerienses.

¿Por qué es saludable tomar castañas? Son un fruto seco de los menos calóricos que hay, sobre todo si los comparamos con las almendras, las avellanas o las nueces que tienen hasta el triple de kilocalorías. Además, son muy ricas en hidratos de carbono, por lo que nos dan muchísima energía y contienen mucha fibra, ayudando así al tránsito intestinal. Otros nutrientes que también tienen nos proporcionan son el potasio, el calcio, el hierro, la vitamina C y E… ¡un cóctel muy completo!

Castañas

Recetas andaluzas y caseras

Además de tomarlas crudas, asadas e incluso fritas, las castañas se pueden preparar de mil y una formas. En esta ocasión, recurrimos al libro de la periodista malagueña Esperanza Peláez, ‘Secretos de los fogones del Sur: 180 recetas de la cocina casera andaluza’, para recopilar algunas de las recetas más tradicionales de nuestra tierra en la que las protagonistas son ellas, las castañas!

  • Potaje de castañasCompota de castañas. La clave está en dejarlas desde el día antes de hacer la compota, para que se hidraten mucho. Luego se cuecen unos 45 minutos con una cáscara de limón. Ahora llegan los higos (un cuarto de kilo), se cortan a lo largo y se unen con las castañas en un perol, un kilo de azúcar y se cuecen 20 minutos más. Si pide agua, se le echa y también un palo de canela! Y ya tenemos lista una receta de cuchara, que también puede servirnos para acompañar carnes y pescados.
  • Castañas con arroz. La noche antes de elaborar la receta, se ponen las castañas en remojo y se limpian muy bien. Con aceite caliente, se echan para freírlas y también con matalahúva. A continuación, en un recipiente se echan las castañas, la matalahúva, el aceite, una cáscara de limón, canela, clavos y agua, dejándolas hervir hasta que estén tiernas. Luego se añade agua y azúcar, se mezcla bien, y cuando hierva de nuevo, es el turno del arroz!
  • Potaje de castañas y habichuelas. Tanto castañas como habichuelas, necesitarán remojo también la noche de antes. Se empieza asando la cabeza de ajos, una media hora en el horno, y luego se lava bien con agua. Ahora cogemos la cebolla, se pela y se pica en cuadrados pequeños y se fríe con un poco de aceite. Es el momento de añadir las habichuelas, las castañas, el ajo, la matalahúva y la sal, y se echa agua suficiente para cubrirlo todo. En olla exprés tardará unos 45 minutos, de la forma tradicional un mínimo de 2 horas.

Y si os quedáis con ganas de más, os dejamos también una receta muy tradicional: sopa de castañas!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.