Trucos para que los niños coman verduras y pescado

¿Te cuesta que los niños se coman las verduras y el pescado? Hoy te contamos algunos trucos para camuflarlos en sus platos, ellos disfrutarán comiendo y tú estarás feliz porque su dieta será mucho más sana.

 

Trucos para que los niños coman pescado y verdura

Trucos para que coman verduras y pescados

1. Introdúcelos en sus platos favoritos. Si utilizas sus comidas favoritas para incorporar las verduras, será una forma sencilla de ir acostumbrándolos a su sabor poco a poco y de forma positiva. Por ejemplo, puedes hacerles una pizza con los ingredientes que más les gusten y añadir tiras finitas de berenjenas o pimientos verdes y rojos que le darán un toque divertido!

2. El secreto está en la salsa. Los macarrones, los espaguetis, las albóndigas y las hamburguesas son unos platos que, en general, les encanta! Aquí el truco está en la salsa: puedes picar varias verduras, batirlas con la batidora y finalmente echarle la salsa de tomate para que coja el color rojo de siempre. Creerán que sólo lleva tomate, pero en realidad se están tomando un buen cóctel de verduras: calabacines, zanahorias, berenjenas, judías verdes, puerros, cebolla y ajos… y todo lo que quieras, incluso puedes hacer un pisto de verduras muy buen picadito directamente!

3. El “ketchup de los súper héroes”. Si les cuesta comer determinadas verduras como las judías verdes, los guisantes o pescados como el pez espada, las acedías o la merluza, puedes acompañar todos estos platos de un “ketchup” especial al que le puedes poner un nombre divertido (“el ketchup de los poderes especiales”, “el ketchup mágico”…). Así podrán camuflar el sabor de la verdura y el pescado con una salsa de tomate casera que prepares en casa con sus ingredientes favoritos, como por ejemplo tomate natural y queso fundido!

4. El menú de Bob Esponja o Dora la Exploradora. Puedes crear un menú con nombres de platos inspirados en sus dibujos animados favoritos (Doraemon, Peppa Pig…), luego lo cuelgas en la nevera y así los peques podrán saber qué les toca comer cada día! Será una motivación más que ayudará a que coman verduras y pescados, por ejemplo: los jueves puede ser el día de Patricio (la estrella amiga de Bob Esponja) y toca comer pescado en forma de estrella!

Verduras divertidas en forma de animales

5. Convierte sus comidas en animales y formas divertidas. Siempre puedes hacer dibujos con la comida, como soles, casitas, trenes o caritas de animales, así les puedes ir diciendo: “Primero, nos comemos la boquita, luego las patitas…”. Las formas redondas, como si fueran pelotas, también les llaman mucho la atención!

6. Los peques, tus mejores pinches de cocina. Si te ayudan a preparar el almuerzo o la cena, empezarán a familiarizarse más rápidamente con verduras y pescados y harán que le pierdan el miedo a probar nuevos sabores, porque los están cocinando ellos! Incluso os podéis sentar todos juntos y comer exactamente lo mismo, para que ellos tomen también ejemplo de los mayores.

7. El pescado, siempre sin espinas. Al comer deben estar muy tranquilos y relajados, ya que encontrar cositas que pinchan no les gustará! Por eso, el pescado siempre es mejor sin espinas o incluso en forma de patés (de atún, cabracho, bacalao…) o incluido en el relleno de huevos o empanadillas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.