Usos desconocidos de la leche

Usos de la leche que quizás no sabías

La leche es uno de nuestros productos más básicos, base de muchas recetas y siempre a mano en nuestra cocina. Pero más allá de su uso culinario, puede ser usada para muchas otras funciones, que van desde la cosmética hasta la higiene del hogar ¿Quieres conocerlas? Te contamos algunos de esos usos de la leche que quizás no sabías. 

Curiosidades de la leche

Usos más allá de la cocina

  • Para eliminar manchas ¿Sabes de esas manchas de tinta en la ropa que no hay quién las quite? Pues remoja la ropa manchada en leche durante toda la noche, enjuágala bien y luego llévala a la lavadora en frío. Las enzimas que contienen los lácteos removerán la tinta ¡Ya verás el resultado!
  • Contra las quemaduras. Si has tomado el Sol en exceso y tienes quemaduras leves en la piel, prueba a aplicar pasta de leche fría, que creará una película protectora y calmará tu piel. También es válido para las picaduras de insectos.
  • Como desmaquillante ¿No tienes a mano desmaquillante? Usa un poco de leche en polvo disuelta con agua caliente y un poco de aceite de almendras para quitar el maquillaje suavemente mientras hidratas tu piel gracias a los antioxidantes y ácidos grasos que contiene.
  • Dale brillo a tus cubiertos. Si tienes una cubertería que ha pasado mucho tiempo guardada y ha perdido su lustre, dale un baño con leche agria (puedes cortarla con cítricos o vinagre). Tras remojar, enjuaga con agua clara y seca ¡Cubiertos como nuevos!
  • Dale vida a tus plantas. Cuando vayas a regar las plantas, mezcla el agua con un poco de leche y pulveriza. Es ideal para eliminar hongos y moho.
  • Para dormir bien. Un vaso de leche ayuda a dormir bien, porque contiene triptófano. El triptófano ayuda a producir otra sustancia que se llama serotonina que nos pone de buen humor y nos relaja. Si quieres conocer más curiosidades sobre la leche, sigue este enlace.
  • Quita acidez a la cebolla. Si no soportas la acidez de la cebolla, sumerge la cebolla en leche hierviendo unos 10 minutos y ya la tendrás lista para cualquier plato evitando su efecto ácido en el estómago.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.