Por qué es bueno comprar jamón loncheado

Ventajas del jamón loncheado

¿Te gusta tener jamón siempre a mano pero no sabes cortarlo bien? Tenemos una buena noticia: para disfrutar de todo el sabor de un jamón de calidad como los que te ofrecemos en Supermercados MAS no hay que ser un experto en corte ¿Sabes por qué? Porque uno de los servicios que te ofrecemos en nuestras secciones de charcutería es el corte de jamón ¡El jamón loncheado tiene muchas ventajas!

Y además, hasta el 31 de julio, disfruta de un 10% de descuento en sobres de jamón con corte a cuchillo, ¡exclusivo Club MAS!

La próxima vez que vengas a hace tu compra, llévate todo el jamón que quieras ya loncheado y envasado. Y si quieres tenerlo para un día concreto, pídenoslo con antelación y lo tendremos listo cuando lo necesites ¿Todavía tienes dudas sobre el consumo de jamón loncheado? Te contamos cuáles son sus ventajas. 

Beneficios del jamón loncheado

El jamón loncheado es muy versátil

  • Listo para cuando lo necesites. Si tienes una visita y quieres ofrecerle un aperitivo, lo tienes tan sencillo como desenvasar tu jamón y colocarlo en el plato, sin tener que pararte a cortarlo. Lo mismo vale para una cena improvisada para la familia o para un buen desayuno ¡Es súper versátil!
  • Ahorro de espacio. Con el jamón loncheado, evitarás tener que hacer sitio en tu cocina al soporte jamonero y los cuchillos de corte. Sólo tienes que distribuir los sobre en la nevera, que apenas ocupan espacio.
  • Fácil conservación. No tendrás que estar atento a la evolución del jamón y a cómo le afectan los cambios de temperatura o de luz. Estará siempre perfectamente refrigerado en la nevera, donde puede aguantar hasta 6 meses.
  • Muy fácil de transportar ¿Te imaginas tener que cargar con la pata del jamón allí donde vas para poder cortarlo? Con el jamón en lonchas y envasado al vacío podrá ir en tu equipaje donde tú vayas: una excursión o un viaje.
  • Puedes congelarlo. No es lo habitual, pero puedes congelar las lonchas de jamón, ya sea en el sobre al vacío directamente o protegido con papel film y un tupper, si son lonchas sueltas. Para descongelarlo, lleva primero el jamón a la nevera y, luego, déjalo a temperatura ambiente. Si todo el proceso se realiza adecuadamente, su sabor no variará sobremanera, sólo déjalo respirar unos minutos antes de consumirlo.
  • Evita el desperdicio. El jamón loncheado te da la ventaja de comprar lo que vayas a consumir y evitar desperdiciarlo. Para algunas personas un jamón entero resulta demasiada cantidad y puede acabar echándose a perder. Sin embargo, puedes elegir sobres de jamón de distinto peso, aunque lo ideal es comprarlo en sobres de entre 80 y 100 g, porque, una vez abierto, puede secarse. Si te sobran unas lonchas, te recomendamos envolverlo en papel film y meterlo dentro de un tupper en la nevera, para que no se contamine del olor de otros alimentos.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.