Recetas para aprovechar la carrillera

Aprovecha la carrillera con estas 4 recetas

La carne tierna y melosa de la carrillera puede ser aprovechada de muchas maneras. Además de preparar el guiso de carrilleras tradicional, guisado con sofrito de verduras, queda espectacular en otros platos con arroz y verduritas, en croquetas o como relleno de una rica pasta.

La próxima vez que te sobre carne de tu guiso de carrillera ¡no se te ocurra tirarla! Puedes sacarle mucho partido todavía con algunas de estas recetas que te mostramos a continuación. Te contamos como hacerlas paso a paso ¡Qué aproveche!

Cómo aprovechar los restos de carrillada

Arroz con carrillera

Arroz con carrillera


Aprovecha la carrillera con esta sabroso guiso de arroz, que se acompaña de unas verduritas y de unos deliciosos taquitos de jamón. El toque de vino blanco seco, le da el punto definitivo.

Cómo prepararlo:

  1. Primero trocea la carrillera, salpimenta y sella con aceite de oliva en una cazuela con 1 hojita de laurel. Retira y reserva.
  2. En la misma olla, prepara un sofrito con el pimiento, la zanahoria y los ajos. Una vez pochaditos, añade pimentón, 1 tomate maduro pelado y troceado y unos golpes de comino y clavo molido. Deja reducir.
  3. Vuelve a poner la carne en la cazuela y agrega el vino y el perejil picado. Cuando se evapore el alcohol, cubre con agua y cuece a fuego medio hasta que la carne esté tierna. Añade unos guisantes y unos taquitos de jamón.
  4. Ahora echa el arroz y riégalo con caldo de carne. Guisa tapado hasta que el arroz esté en su punto. Dale un toque final con perejil picado.

Croquetas de carrillera


Si te gusta la carrillera y eres un incondicional de las croquetas, ya estás tardando en preparar esta receta ¡Te encantará!

Cómo prepararlo:

  1. Pica la carrillera en trocitos pequeños.
  2. Pocha 1 cebolla cortada finamente en una sartén con aceite de oliva. Añade 2 vasos de harina y rehoga durante unos minutos. Ahora, agrega la carrillera con 1 cucharada de nuez moscada y sal.
  3. Agrega 1 vaso de caldo de carne y un par de vasos de leche. Remueve hasta que quede una masa compacta. Retira del fuego y deja reposar unas horas.
  4. Dale forma a las croquetas cogiendo trozos de masa. Pásalas por huevo batido y pan rallado y deja de nuevo reposar en la nevera.
  5. Fríe en abundante aceite de oliva bien caliente ¡Deliciosas!

Raviolis de carrillera


¿Y la carrillera como relleno de pasta? ¿Por qué no? Aprovecha la carrillera preparando unos raviolis de carrillera y acompaña de una salsa de vino tinto y foie, siguiendo los pasos que te indicamos.

  1. Lo primero es cocinar la carrillera. Salpimenta, enharina y séllala en una cazuela con aceite de oliva. Retira.
  2. En la misma cazuela, pocha 1 cebolleta, apio, puerro y 1 zanahoria. Todo bien picadito.

    Carrillera ibérica andaluza

    Carrillera al jerez

  3. Vuelve a añadir la carrillera y agrega unos 250 ml de vino tinto y cocina hasta que se evapore el alcohol.
  4. Cubre con agua y cuece a fuego medio hasta que la carrillera esté tierna.
  5. Una vez guisada, pícala finamente y reserva, junto con el caldo colado.
  6. En un bol, mezcla 60 g de foie y 30 g de mascarpone. Añade la carrillera y mezcla bien todo.
  7. Coloca dentro de cada lámina de pasta de ravioli un poco de relleno y cúbrela con otra lámina de pasta y dale forma al ravioli, con cuidado para que los bordes queden bien sellados.
  8. Cuece el ravioli en una cazuela con agua hirviendo  y sal gorda hasta que estén en su punto.
  9. Acompaña de la salsa que quieras.

Lasaña de carrillera


Buenísima esta lasaña de carrillera con bechamel, que queda muy jugosa gracias a la salsa de carrillera que le añadimos de su propio guiso. Toma nota:

  1. Guisa la carrillera como te hemos indicado en las recetas anteriores y desmenuza en trozos pequeños. Para que quede más jugosa, acompaña de un poco de su propia salsa.
  2. Cuece las placas de la lasaña.
  3. Monta la lasaña: primero, primero pon un poco de bechamel, luego la primera capa de lasaña, seguidamente la carrillada, más bechamel y otra placa de lasaña.
  4. Termina cubriendo de bechamel y agrega encima mozarella fresca.
  5. Hornea a 180º C durante unos minutos y dale otros 5 minutos en modo grill, para que gratine bien. Termina con unas hojas de albahaca fresca ¿Te gusta? ¡Aprovecha tu carrillera con ella!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.