Alimentación para cuidar la piel en verano

¿Cómo cuidar nuestra piel en verano?

Nuestra piel se encuentra muy expuesta a las agresiones externas en verano: el impacto directo del sol, el calor, el sudor, el cloro de las piscinas… todo ello puede influir negativamente en su salud. Por ello, debemos prestarle una especial atención, manteniéndola protegida, hidratada y bien nutrida. Las lociones protectoras y una buena alimentación son nuestros mejores aliados para cuidar la piel en verano.

No olvides que la piel es el órgano más grande del cuerpo y nuestra principal barrera para la defensa de nuestro organismo. Así que cuidar la piel en verano debe de convertirse en una prioridad, ¡tanto en niños como en mayores! Introduciendo estas pequeñas rutinas en tu día a día, te asegurarás de lucir una piel bonita y sana todo el año.

Rutinas fáciles para cuidar la piel en verano

Cuidar la piel en verano

Protege tu piel del sol

  • Limpieza diaria. El primer paso y el más sencillo es mantener la piel limpia, tanto del cuerpo como del rostro. Emplea productos adecuados a tu tipo de piel, especialmente para el cutis. Hay oferta para todo: pieles sensibles, grasas, secas… Es fundamental desmaquillarse a diario para eliminar el exceso de grasa, el sudor y la suciedad, y también para que los cosméticos puedan hacer correctamente su función.
  • Hidratación. Ya sabes que el sol, el agua de mar y de la piscina resecan muchísimo la piel, dando a veces una pátina blanca que nos indica que tenemos que actuar sobre ella. La hidratación de la piel ha de ser diaria, tanto del rostro como del cuerpo. Intenta introducirla en tu rutina, por ejemplo, después del baño.
  • Exfolia tu piel. Con la exfoliación se consiguen eliminar las células muertas de  la piel y favorecer su regeneración. Así que si quieres tener una piel fuerte, elástica y suave este verano ¡no te olvides de exfoliarla! Es recomendable hacerla una vez por semana. Para ello cuentas con numerosos productos en el mercado, pero también puedes elaborar tus propios exfoliantes caseros con ingredientes naturales como los que encontrarás en Supermercados MAS.
  • Protección solar. Siempre que te expongas al sol debes hacerlo usando lociones protectoras para evitar los efectos dañinos de los rayos UV y UVA. Aplica generosamente por toda la piel, especialmente en zonas sensibles como el escote, rostro, cuello y hombros. Usa un factor de protección adecuado a tu tipo de piel, edad, lugar y tiempo de exposición, y renueva la aplicación periódicamente y después de cada baño. En Supermercados MAS encontrarás una amplia oferta de distintas marcas para toda la familia. ¡El bronceado irá llegado poco a poco y de una forma segura!
  • Sombrero y gafas de sol. No dudes en proteger tus ojos y cuero cabelludo del impacto directo del sol usando sombreros y gafas de sol homologadas ¡También sufren con los rayos solares!
  • Bebe agua. Hidrátate por dentro y por fuera bebiendo agua constantemente en los días de calor. Una buena hidratación mejor visiblemente el aspecto de la piel, dándole más luminosidad y elasticidad.
  • Protector labial ¡No te olvides de tus labios! Sin duda, de las zonas más sensibles ante el sol. Aplica productos específicos como cacaos o vaselinas y, si lo necesitas, un reparador.
  • Cuidados después de tomar el sol. No sólo debes cuidar tu piel antes y durante la exposición solar. El trato que le das después para compensar los impactos es fundamental. Elimina impurezas, oxigena, usa mascarillas… en este enlace encontrarás algunos consejos para cuidar tu piel después del sol y mantener el bronceado.

Alimentación para cuidar tu piel

Una alimentación sana, completa y equilibrada es el motor de un organismo sano. Adaptar nuestra alimentación a la época del año y los productos frescos de temporada es clave para ello.

Tipos de mango

Recetas con mango

En verano, es fundamental que consumamos más frutas, hortalizas y verduras por su gran poder de hidratación, propiedades antioxidantes y capacidad de regeneración celular de los tejidos de la piel. Es muy importante que aportemos a nuestro organismo vitaminas A, B2, B3, E y minerales como el selenio y el zinc y ácidos grasos Omega 3.

Frutas como el mango, la sandía, los frutos rojos; el pescado azul; hortalizas como el pepino o las endibias, pueden ayudarte a mantener tu piel sana y radiante. Si quieres saber qué 10 alimentos te ayudarán a tener una piel sana en verano, sigue el enlace.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.