¿Estás pensando en quedarte embarazada?

La etapa previa al embarazo es uno de los periodos más delicados por los que atraviesa una mujer a lo largo de su vida, donde es importante cuidar todos los detalles. Por esta razón, durante dos semanas vamos a centrarnos en el embarazo.

 La  alimentación es un factor clave para el bienestar de la madre y del bebé, y se recomienda tomar una serie de medidas básicas que pueden ayudar a sobrellevar con mejores garantías este importante periodo:

Mantener una alimentación adecuada, dieta sana y equilibrada, donde no debe faltar leche (a ser posible semidesnatada), verduras, hortalizas, frutas, cereales, patatas, legumbres, carnes, pescado, huevos y determinadas grasas, como el aceite de oliva.

En relación a la alimentación, también es preferible comer moderadas cantidades varias veces al día que ingerir una gran cantidad en determinados momentos puntuales. Lo ideal es establecer entre cuatro y seis tomas diarias.

Es importante masticar despacio, y evitar comer con nerviosismo o ansiedad. Lo ideal es hacerlo despacio, en un ambiente tranquilo y relajante, sin molestias externas. Masticar correctamente facilita la digestión.

También tiene especial importancia comer de forma ordenada a lo largo del día, empezando por el primer plato, continuar por el segundo y terminar por el postre. Es conveniente evitar mezclar comidas diferentes como, por ejemplo, ingerir parte del postre mientras aún no hemos terminado el primer o segundo plato.

Otra medida que no siempre se tiene en cuenta es beber abundantes líquidos, especialmente agua, y a lo largo de todo el día. La ingesta de suficiente agua beneficia el proceso de digestión.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.