uvas de Andalucía y Extremadura

Estas son las variedades de uvas de Andalucía y Extremadura y sus vinos

uvas de andalucía y extremadura

Andalucía y Extremadura son tierras de excelentes vinos y, por tanto, de uvas de gran calidad cultivadas con sabiduría a lo largo de los siglos. Dada las altas temperaturas de ambas comunidades, entre las variedades de uvas de Andalucía y Extremadura, abundan las que resisten bien al calor, con algunas particularidades en las zonas de la costa andaluza como la uva Palomino, la base de la manzanilla.

Entre las variedades de uva de Andalucía y Extremadura se encuentran muchas autóctonas que dan lugar a vinos amparados bajo denominaciones de origen protegidas, de fama mundial. Un gran número de ellos puedes probarlos en Supermercados MAS, donde contamos con una amplia bodega con más de 500 referencias.

Si todavía no conoces bien la riqueza de los viñedos andaluces y extremeños, este recorrido por las variedades de uvas más importantes de Andalucía y Extremadura te ayudará ¡Vamos de viaje!

Variedad de uvas de Andalucía

uvas de Andalucía y Extremadura

Existe una gran diversidad de uvas en la tierra andaluza. Concretamente, en los viñedos andaluces se cultivan más de medio centenar de variedades de uvas diferentes, la mayoría de ella blancas. No es de extrañar en una comunidad que dedica más de 23.000 hectáreas de superficie al cultivo de la uva. Entre ellas, encontramos tanto uvas de mesa (con semillas y sin ellas) como uvas para vinificación. Detrás de esta últimas se encuentran algunas de las mejores Denominaciones de Origen de la región ¡Vamos a descubrir las más populares!

  • Palomino. Esta uva blanca es la predominante en los vinos de la DO de Jerez. Es una variedad muy resistente a la sequía, con un contenido medio en azúcares y acidez baja. Con ella se elaboran los vinos generosos y la manzanilla.
  • Zalema. Otra uva blanca muy presente en los vinos de Huelva y Sevilla. Con ella se elaboran los vinos secos y afrutados característicos de la DOP Condado de Huelva.
  • Pedro Ximénez. Esta es la principal variedad de uva blanca de las DO Montilla Moriles y Málaga. Es muy delicada y sensible y la materia prima del exquisito vino dulce que lleva su nombre, de color caoba oscuro, suave y muy dulce a la boca.
  • Moscatel. Esta uva polivalente, que también se usa para su consumo en mesa, es la base de los vinos de la DO de Málaga. Tiene un gran contenido en azúcar y un intenso aroma frutal. Necesita calor y humedad, por ello, se cultiva sobre todo en Málaga y Valencia.
  • Tintilla de Rota. Es la variedad dominante en los tintos gaditanos, autóctona de la zona. Sus vinos, alojados en la IGP Tierra de Cádiz son carnosos y jugosos. Bodegas andaluzas como Gonzalez Byass y Barbadillo la emplean en algunos de sus vinos.
  • Tempranillo. La variedad de uva tinta más cultiva en España, que da lugar a vinos de buen cuerpo, pero fino y amable en boca, de color rojo intenso y aromas a fruta roja silvestre y vainilla.
  • Garnacha Tinta. Es la segunda variedad más plantada en España después de la tinta Tempranillo. Los vinos elaborados con esta Garnacha son de aroma frutal, dóciles y con buena acidez. También se emplean para hacer cavas rosados y vinos dulces.

La diversidad de uvas de Extremadura

uvas de Andalucía y  Extremadura

Igualmente, el vino extremeño presume de tener una amplia gama de variedades, tanto de uva blanca como de uva tinta, aunque la primera tiene más presencia. Extremadura cultiva su vino a lo largo de más de 77.000 hectáreas, divididas en seis comarcas vitivinícolas que se integran en la Denominación de Origen Protegida Ribera del Guadiana. En la región se pueden contar más de una treintena de varietales, aunque hay algunas más predominantes como las que veremos a continuación.

  • Cayetana. Esta uva blanca es una variedad autóctona de la ribera de Guadiana. Se usa fundamentalmente para elaborar vinos jóvenes, frescos y sensaciones frutales maduros en boca.
  • Pardina. Parda, pardina o pardilla, esta uva está muy asociada a los suelos de Tierra de Barros. Produce vinos de calidad, sabrosos y con cuerpo, con aroma potente y sabor ligeramente dulce, muy dado a la mezcla con otras varietales.
  • Macabeo. Se cultiva en distintas CCAA, con gran presencia en Extremadura. Produce vinos blancos, espumosos e incluso algunos dulces, con aroma floral. Maridan muy bien con aperitivos y mariscos.
  • Alarije. Es una variedad autóctona de Extremadura, con alto nivel de azúcar y aromas especiales. Da lugar a vinos blancos afrutados, vinos dulces o licorosos y es adecuada para crianzas y mezclas con otras blancas o incluso tintas.
  • Eva o Beba de los Santos. Cultivada exclusivamente en los Santos de Maimona (Badajoz). Sus uvas son de tamaño grande, forma redonda y color verde amarillo que dan como resultado vinos excelente calidad, frescos y afrutados.
  • Montúa. Una excelente uva blanca de bayas grandes y gruesas que produce vinos suaves y aromáticos. También se emplea como uva de mesa.
  • Borba. Otra autóctona de Extremadura, incluida en la DOP Ribera del Guadiana produce vinos frescos y de color amarillo pajizo. Es frecuente su mezcla con otras variedades.
  • Merlot. La Merlot es una uva tinta muy delicada, de las más plantadas en el mundo, que produce vinos elegantes, de color muy intenso y gran personalidad aromática. En boca, sugiere notas de caramelo, frutas maduras e incluso pasas o miel.

También, entre las tintas, comparten con el viñedo andaluz la presencia destacada de las variedades Tempranillo, Garnacha y Cabernet Sauvignon.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.