Tuppers para la oficina

Ideas para tuppers fáciles de preparar para la vuelta al trabajo

¡También puedes comer rico y variado en la oficina! No te desanimes si se acabaron la vacaciones y hay que volver al trabajo. ¡El almuerzo siempre depara buenos momentos! Y más si lo acompañas de una comida saludable y sabrosa, como estas recetas que te proponemos a continuación, perfectas para preparar tuppers fáciles para el trabajo.

Elaborar tu propia comida para el trabajo te da la opción de controlar mejor lo que comes y llevar una dieta más saludable. Con una buena organización semanal de compra y cocina podrás disfrutar de tu menú casero en la oficina. Pásate por Supermercados MAS para llenar tu despensa con todo lo que necesitas y piensa en tuppers fáciles como estos ¡fríos o calientes!

6 tuppers calientes para la oficina

Cuídate en la oficina con estos tuppers

Comer en la oficina no significa renunciar a los platos calientes ¡Te dejamos algunos tuppers fáciles para comer calentito en el trabajo!

  • Pechuga de pollo asado con champiñones. Las carnes asadas aguantan muy bien para llevar al trabajo. Asa una pechuga de pollo a la plancha y añade unos champiñones. Acompaña de nata o una salsa ligera de mostaza. Para un plato más completo, añade una ración de arroz.
  • Bacalao con verduras y soja. Incluye el pescado en tu menú de oficina con este sabroso plato de bacalao con verduras. Trocea el bacalao y marínalo unos 15 minutos con unas claras de huevo, maicena, vino blanco y sal. Saltea en la sartén y acompaña de una cebolleta, ajo y un par de pimientos rojos. Si quieres un poco más de sabor, añade salsa de soja y un poco de jengibre rallado. Para más ideas, aquí te proponemos 7 recetas para cenas ligeras con bacalao.
  • Arroz con alcachofas y pollo. Este plato te reconfortará en la parada de la jornada con un simple toque al microondas. Aquí te dejamos nuestra receta de arroz con alcachofas y pollo y otros platos típicos del otoño ¡Te encantará!
  • Crema de coliflor y setas ¡Nada mejor para calentar el cuerpo que unas cremas calentitas! En otoño las puedes hacer con numerosas verduras y hortalizas, como esta crema de coliflor y setas, que lleva setas shitake, coliflor, cebolla, patatas, caldo vegetal, pimienta, queso en crema, romero y piñones.
  • Canelones de calabacín y puchero ¿Has hecho puchero y te ha sobrado? Aprovéchalo en este riquísimo canelón de calabacín y puchero, un plato muy completo para la oficina.
  • Albóndigas con zanahoria y cuscús. Las albóndigas también son una estupenda receta de aprovechamiento: las puedes hacer de cerdo, ternera, ave o cordero. En este caso, te proponemos que las acompañes de unas zanahorias hervidas y un poco de cuscús con pasas ¡Buenísimo!

5 tuppers fríos para el trabajo

Si buscas comidas sencillas, que no necesiten ni calentarse, te gustarán estos platos fríos para el trabajo muy fáciles de preparar.

Recetas con alubias conservadas
Ensalada de legumbres
  • Ensalada de arroz con judías verdes y zanahoria. Tan fácil de elaborar como mezclar unas judías verdes y unas zanahorias hervidas con arroz basmati y maíz dulce. Adereza con una cucharada de mostaza con aceite de oliva y miel. Si quieres hacerlo redondo, añade taquitos de pavo o una lata de atún.
  • Tortilla de berenjena. Las tortillas son fáciles de preparar, las puedes combinar con un montón de ingredientes y no necesitan calentarse para disfrutarlas. Prepara una con berenjenas en lugar de patatas para beneficiarte de todas sus propiedades. Para eliminar el sabor amargo: córtala, añádele mucha sal y déjala reposar durante 20 minutos. También la puedes hacer de espárragos y queso manchego, calabacín o pimientos.
  • Ensaladas de legumbres. Una estupenda manera de comer legumbres sin tener que guisarlas. Las puedes preparar de alubias, garbanzos, lentejas, habas etc. Los resultados son deliciosos como podrás ver en estas 7 recetas de ensaladas de legumbres.
  • Sandwiches saludables. Los sandwiches son un buen recurso que puedes mejorar con ingredientes frescos y sanos. Puedes jugar con diferentes panes para hacerlo diferente: integral, multicereales, centeno… y elegir entre muchas posibilidades según lo que te apetezca cada día: pescado como salmón fresco o atún, pechuga de pavo o pollo a la plancha, unas hojas de lechuga, espinacas o brotes verdes, quesos, patés, etc. 
  • Ensaladilla con manzana y nueces. Dale un giro a la clásica ensaladilla y añade manzana troceada y nueces peladas a las patatas y zanahorias cocidas con sal. Añade mayonesa y enfría en la nevera.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.