Cómo saber si la sandía está buena sa

¡Tiempo de sandía! Cómo saber si está en buen estado y recetas para aprovecharla al máximo

¡Por fin es tiempo de sandía! Supermercados MAS ya se ha vestido del vivo color rojo de la sandía, esa fruta que destaca por su frescura y que es perfecta para apagar nuestra sed en verano. Ya ha llegado el momento en el que puedas consumirla cuando quieras o en un sinfín de deliciosas recetas con sandía muy fresquitas y ligeras.

¿Te preocupa que se te eche a perder rápido? Con estas claves para conservarla mejor y saber si tu sandía está en buen estado, evitarás este problema. Y para que termines de aprovecharla al máximo, también te sugerimos algunas recetas con sandía muy ricas.

Recetas con sandía

Conserva tus sandía con estas claves

Cómo conservar la sandía

  • Si está entera, a temperatura ambiente. Si has comprado una pieza entera de sandía, lo mejor que puedes hacer es conservarla a temperatura ambiente. Eso sí, en un lugar fresco donde no le dé la luz del sol directa. Una vez que pasen un par de semanas, es mejor cortarla a trozos y guardarla en la nevera.
  • Protegida en la nevera. Si la cortas por la mitad o en trozos grandes con la piel, cúbrela con papel film y guárdala en la nevera. Es muy importante que la protejas y separes del resto de alimentos para evitar la contaminación de olores y sabores.
  • En cubitos. Otra buena opción para conservar la sandía, es cortarla cubitos eliminando la piel y guardarla en un recipiente hermético. Corta sólo lo que creas que vas a consumir en el corto plazo, en 3  4 días. Si es mucho o un pieza entera, es mejor que optes por algunas de otras dos maneras descritas.
  • Congela la sandía. Y si ves que nos va comerla en un largo plazo, congélala. Para ello, córtala por la mitad, elimina la piel y córtala rodajas o cubos. Ahora, métela en una bolsa o recipiente hermético y llévala al congelador.

Recetas con sandía

  • Sopa de sandía. Una receta súper sencilla de preparar y con la que puedes sacarle partido a esa sandía que tienes en la nevera desde hace unos días. Corta una buena rodaja de sandía y échala en el vaso de la batidora junto con el juego de un cuarto de lima y un poco de ralladura de jengibre. Bate todo hasta que consigas e punto líquido. Enfría y ¡listo!

    Batidos de frutas frescas

    Batido de fruta

  • Gazpacho de sandía. Si se te ha pasado un poquito la sandía pero todavía puede aprovecharse, prepárate un gazpacho con ella. Hazte con 200 g de sandía y quítale la piel y las pepitas, 1 k de tomates maduros, 1/4 de cebolla, 1 pepino pequeño, 1/2 pimiento verde, 50 g de pan duro, aceite de oliva, pimienta y vinagre. En este enlace, encontrarás nuestra receta de gazpacho de sandía paso a paso.
  • Polos de sandía. Puedes hacer polos cualquiera de tus frutas favoritas, pero hay que reconocer que los que llevan sandía quedan geniales. Estos, por ejemplo, de los que te facilitamos la receta llevan sandía y kiwi ¡Dale un toque fresco y sano a tus meriendas y aprovecha la sandía que te queda!
  • Smoothie de sandía. Aprovecha y disfruta la sandía también en smoothie. Prepara un jugo frío simplemente con sandía y hielo picado o hazte un sabroso smoothie de sandía, fresa y plátano, con vitamina C y potasio. Pela y corta en trocitos los ingredientes, lleva a la batidora con un poco de zumo de lima y agua fría y bate bien ¡Tan bueno!
  • Ensalada de sandía, aceitunas negras y queso feta. Una opción muy ligera para almuerzos o cenas es esta ensalada preparada a base de sandía en taquitos, queso feta en dados, cebolleta, aceitunas negras, orégano, menta fresca. Aliña con aceite de oliva, sal y pimienta al gusto y ¡sirve fresquita!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.