Tips para ahorrar agua en casa

Trucos para no malgastar agua en casa

Trucos para no malgastar el agua

¿Sabes que cada vez que pones la lavadora consumes entre 60 y 100 litros de agua? ¿Y que al día sale del grifo unos 80 litros entre beber, cocinar y fregar? El consumo de agua desmedido no sólo causa un gran impacto medioambiental, sino que también deja huella en los bolsillos. Pero podemos frenarlo con trucos para no malgastar el agua en casa muy sencillos.

Las vías de ahorro son muchas para reducir el consumo de agua en la cocina, el baño o la colada. Y lo mejor es que se pude conseguir sin apenas coste económico. En el Día Mundial del Agua, que celebramos el 22 de marzo, vamos a hacer un repaso de algunos de los mejores trucos para no malgastar el agua en casa ¡Empieza ya!

Cocina al vapor

Puede que nunca hayas reparado en ello, pero uno de los trucos más sencillos para no malgastar agua en casa es cocinar al vapor. Además, es muy saludable.

Cocer los alimentos de manera normal demanda mucha agua, pero al vapor, con un poco de agua basta. Obtendrás otro beneficio con esta técnica, pues cocinar al vapor verduras, carnes o pescados ayuda a conservar mejor los nutrientes de los alimentos.

Lava frutas y verduras en un recipiente

En lugar de ponerlas bajo el grifo y abrir a tope, lávalas introduciéndolas en un recipiente lleno de agua. Frota bien y te asegurarás de eliminar los residuos.

A la hora de fregar, una buena idea es poner sartenes y cazos en un recipiente lleno de agua para ir ablandando la suciedad y que luego salga mucho más fácilmente.

Pon una papelera en el baño

Para frenar el gesto de tirar papeles, algodones, etc. por el retrete, coloca una papelera en el baño. Además de contaminar y hacer más difícil la depuración, cada vez que tiras de la cisterna gastas mucha agua, entre 8-10 litros en cada ocasión.

Compra una papelera y tira de la cadena sólo lo necesario. También ayuda instalar un pulsor de doble descarga en la cisterna, con una opción con menos agua y otra con más cantidad.

No descongeles bajo el grifo

Cóngela frutas, verduras y carnes
Cómo congelar alimentos frescos

Descongelar los alimentos bajo el agua del grifo no es lo más aconsejable. Además del gran consumo de agua que conlleva, este proceso puede estropear los alimentos si estos no se protegen con un plástico o envase.

Si quieres saber cómo descongelar adecuadamente los alimentos ¡Sigue el enlace!

Calcula tu consumo de agua

Puedes calcular el consumo de agua que hacéis en casa con una calculadora online. Sabiendo lo que gastáis, podréis pensar qué hábitos podéis cambiar para reducir la huella hídrica ¡La toma de conciencia es lo primero para que llegue el cambio!

Riega de noche

No sólo para no molestar a vecinos y transeúntes, sino también porque el agua se aprovecha mucho más, es mejor regar de noche.

Durante el día, las temperaturas más altas hacen que se evapore parte del agua, por lo que el mejor momento para regar es el atardecer o amanecer.

También puedes optar por cultivar en casa plantas xerófilas, adaptadas a la escasez de agua. Además de los cactus, tienes las suculentas, trepadoras y algunas aromáticas.

¿Agua fresca? A la nevera

Si te gusta beber agua fresca, no acudas siempre a abrir el grifo. Llena una botella y métela en la nevera ¡Siempre la encontrarás fresquita sin gastar!

Ducha en lugar de baño

La diferencia entre ducharse y bañarse es muy significativa. Hablamos de ahorrar al menos 150 litros de agua.

Puedes ayudarte también de un atomizador para reducir el caudal. Tendrás la misma sensación de abundancia de agua, pero gastarás hasta un 50% con este aparato, que también puedes colocar en otros grifos de tu casa.

Y, por supuesto ¡Cierra el grifo cuando no sea necesario! Cierra mientras te enjabonas y, en el lavabo, al lavarte los dientes o en el afeitado, por ejemplo.

Menos agua para limpiar el suelo

Para limpiar el suelo adecuadamente, no es necesario llenar el cubo hasta arriba. Con un tercio y un buen limpiador, adaptado a las características de tu suelo como los que encontrarás en Supermercados MAS, es suficiente.

Electrodomésticos eficientes

Si vas a cambiar los electrodomésticos, apuesta por los más eficientes energéticamente. Consumen menos energía y menos agua, lo que acaba equiparando costes. En la Unión Europea, la certificación va de la A la G, siendo la A la más eficiente.

Dentro de ellas, los mejores son los que tienen la etiqueta A+++.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.