Comidas para niños

Trucos para que los niños coman verduras y les encante

Los niños tienen con las verduras una relación muy variada. A algunos les encantan desde muy pequeños, pero otros no la quieren ver ni en pintura. Si los tuyos se encuentran en el segundo grupo, es hora de echar mano de algunos trucos para que los niños coman verduras y les encante.

No basta con explicarles lo buenas que están y los importantes que son para la salud. A lo niños hay que conquistarlos de otra manera, con combinación de sabores, con formas y colores atractivos y con imaginación. Por supuesto, la calidad y el sabor de las verduras también cuentan, algo para lo que puedes contar con la excelente oferta de frescos de Supermercados MAS.

Aquí van algunos sencillos trucos para que los niños coman verduras ¡Y hasta quieran repetir!

Pizzas con base vegetal

Pizzas con base vegetal

Pocos niños hay a los que no les gusten las pizzas. Este plato italiano es excelente para introducir las verduras, ya sea a través de los ingredientes (pimientos, cebolla, brócoli, tomate, espinacas…) o haciendo su base vegetal.

¿Todavía nos has probado las pizzas con base vegetal? Pues hay una gran variedad: de calabacín, zanahoria, coliflor o cabalaza, y están riquísimas ¡No sólo para los niños!

Smoothies de verdura y fruta

Smoothies sorprendentes

¿Un truco para que los niños coman verduras fácilmente? Haz batidos o smoothies con frutas y verduras. Pueden ser una gran opción para el desayuno o la merienda y aquí, además, la verdura va cruda, con lo que se mantienen todas sus propiedades.

Hay muchísimas combinaciones de frutas y verduras para hacer smoothies que pueden encantarles a los niños. Por ejemplo, de plátano, brócoli y leche de coco, remolacha y frambuesa o calabaza y mango ¡En la mayoría la verdura ni se nota!

Ya que los haces para ellos ¡Tómalos también tú! Sus propiedades son saludables para todos.

Cremas de verduras con un toque de sabor

Con las cremas calentitas, las verduras entran fácilmente. Son muy fáciles de ingerir para los más pequeños de la casa y también se prestan a muchas combinaciones.

Un truco para sean más apetitosas, es añadirles algún condimento que les de sabor, algo de leche, quesitos, cocinar algunas verduras con mantequilla… Y puedes animarlas también con picatostes, taquitos de jamón, pollo asado, huevo duro picado…

Aquí van algunas ideas de cremas con verduras y más para el frío.

¡A las croquetas!

trucos para hacer croquetas

Las croquetas del puchero nos encantan. Y las de jamón, y las de pescado… pero si les añadimos verduras conseguiremos que los más pequeños de la casa las coman sin darse cuenta.

Es tan fácil como añadir a tu masa de croquetas verduras picaditas como calabacín (les puedes añadir queso), puerro (acompáñalas también de piñones), brócoli, espinacas, zanahoria, cebollita y pimiento… ¡O un mix de verduras bien cortaditas!

Para que te queden estupendas, te dejamos unos trucos para cocinar croquetas y 10 recetas.

Salsas saludables

Salsas con yogur
Salsa de yogur

Las salsas saludables, especialmente si las preparas de manera casera, pueden ser un buen truco para que los niños coman verduras y les encanten.

Tienes dos maneras de hacerlo. Por un lado, puedes acompañar los alimentos que sí le gustan como la carne o pasta con una salsa de verduras, elaborada con cebolla, zanahoria, judías, albahaca y perejil, todo rehogado y acompañado de leche evaporada, sal y pimienta. Otra opción muy fácil es triturar unas verduras (zanahorias, puerros, cebolla, calabacín) con la salsa de tomate de siempre.

Por otro lado, puedes darle un poco de color a las verduras a la plancha o al vapor con una salsa sabrosa, como una salsa de yogur, kétchup casero, pesto o bechamel (que va fenomenal con las espinacas y el brócoli).

Imaginación al plato

Un poco de imaginación y creatividad tampoco vienen mal para que los niños coman verduras, sobre todo, a la hora de presentar los platos.

Prueba a darle forma o hacer dibujos con los distintos alimentos en el plato: casitas, soles, caritas de animales, estrellas… para que la ingesta de la verdura se haga más divertida.

Puedes incluso ir más allá y ponerles nombres graciosos a los platos, preferentemente de sus dibujos animados favoritos, para que asocien el consumo de verduras con algo que les gusta mucho.

Salmorejos variados

Distintas formas de cocinar el salmorejo

En temporada de calor, aunque los salmorejos podemos consumirlos todo el año, otra buena idea para conseguir que los niños coman verduras es hacerlas en salmorejo o incluso gazpacho.

Además del clásico salmorejo de tomate, podemos sorprenderlos con recetas originales de salmorejo, con lo que también introducimos otras verduras, como salmorejos de espárragos, de remolacha, de calabacín, de zanahorias…

También puedes introducir frutas, como es el caso del salmorejo de fresa o el de aguacate o frutos secos, como en este salmorejo de pistachos.

Tartas de verduras

Receta para aprovechar verdura

Las tartas o quiches de verdura son una manera muy fácil y saludable de comer verduras. Además, en ellas, las hortalizas quedan muy sabrosas en compañía de la masa y otros ingredientes.

Para empezar, tienes que empezar haciendo un buen marketing de la receta e insistir mucho a los niños en que van a comer una tarta muy especial ¡Una tarta de verduras!

Básicamente, les puedes añadir las verduras que quieras y acompañarlas de unos champiñones, pollo asado, pavo, atún ¡Incluso unas salchichas! Pero realmente el huevo y la nata o leche evaporada que llevan le dan un toque de sabor y esponjosidad más que suficiente.

Un buen ejemplo es esta tarta de verduras de otoño, cuyas hortalizas puedes cambiar por otras de temporada ¡Un resultado muy sabroso!

De pinches en la cocina

Y, finalmente, no hay nada como involucrar a alguien en una tarea para que aprenda apreciarla. Es algo que puedes hacer con los niños en la cocina, escogiendo un momento tranquilo de la tarde o fin de semana para que se convierte en pinches.

El menú está claro: platos cocinados con verduras. Elige recetas sencillas y que puedan incluir tareas entretenidas. También el color y las formas de las verduras puede despertar su interés. El rojo del tomate, el naranja de las zanahorias, el verde del brócoli… y, de paso, puedes ir explicándoles por qué es tan importante comerlas.

Pregúntales para que te cuenten con qué otros sabores combinarían ellos las verduras ¡Y probad cosas nuevas! Para empezar, aquí te dejamos algunas recetas fáciles de verdura y pescado para hacer con niños.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.