Beneficios del aceite de oliva para la salud

El aceite de oliva es nuestro oro líquido, la base de la dieta mediterránea que se aprecia en todo el mundo. Su papel protagonista en nuestra gastronomía no sólo se debe a cuestiones de sabor, sino también a los innumerables beneficios que tiene el aceite de oliva para la salud, especialmente el virgen. ¿Quieres saber cuáles son algunas de sus propiedades más importantes?

Propiedades del aceite de oliva

Cuídate con aceite de oliva

  • Controla el colesterol.  Según la Fundación Española del Corazón, el ácido oleico, comonente principal del aceite de oliva, contribuye a disminuir el colesterol LDL (‘colesterol malo’), sin reducir los niveles de HDL (‘colesterol bueno’).
  • Es un poderoso antioxidante. Ayuda al organismo a ser más resistente a la oxidación, determinante para el desarrollo de enfermedades coronarias y vasculares, que produce inflamación arteroesclerosis.
  • Hidrata tu piel. El aceite de oliva es un gran humectante, que ofrece una hidratación profunda y previene el envejecimiento prematuro de la piel, además de protegerla de los efectos perjudiciales de los rayos solares. También puedes disfrutar de sus  beneficios en cremas y otros productos de cosmética naturales. ¡No te olvides de beber mucha agua para hidratarte!
  • Ayuda a prevenir el cáncer. El Instituto de Salud Pública de la Comunidad de Madrid subraya que, según diversos estudios, el aceite de oliva genera patrones hormonales que no estimulan los procesos cancerígenos, alteran menos el sistema inmune, generan niveles significativamente inferiores de eicosanoides relacionados con el crecimiento tumoral en menos nivel que lo hacen otras grasas.
  • El aceite de oliva también ayuda a controlar otros trastornos que aumentan el riesgo como la diabetes o la obesidad.

Cantidad diaria de consumo de aceite

La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, destaca que el aceite de oliva es la mejor referencia grasa para el acompañamiento en muchos alimentos tanto en preparaciones o procesos culinarios como para su consumo en crudo. Recomiendan la utilización de aceite de oliva virgen extra de extracción en frío a partir de cualquiera de las múltiples variedades de aceituna, preferiblemente, el aceite del año siguiente a su recolección.

Por otro lado, la Fundación Española del Corazón nos recuerda que la ingesta diaria recomendada de aceite de oliva es de 3 a 6 cucharadas soperas al día, teniendo en cuenta que cada cucharada

Esta institución nos sugiere que una buena idea para añadir sabor es dejar ajo, pimentón, guindilla o cualquier otra sustancia en el aceite de oliva varios días, y así fundir ambos sabores, lo que hace que sea especialmente sabroso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.