La calabaza, la hortaliza baja en calorías

Calabaza

¿Has comido alguna vez calabaza? Parece que los americanos la conocen, aunque sólo sea para decorar en Halloween, pero quizá para nosotros todavía sea una desconocida en nuestra cocina. Hoy vamos a descubrirte las propiedades nutricionales de estas hortalizas, que en otoño y en invierno están disfrutando de su mejor temporada.

Para empezar, existen distintos tipos de calabazas, las más comunes podemos decir que son la calabaza roteña y la calabaza violina o violín, que podéis encontrar en nuestras tiendas. La primera es la más clásica, la que todos conocemos, que es la redonda anaranjada con un tamaño considerable y que puede pesar varios kilos, como si fuera una sandía. La calabaza violina, en cambio, es más pequeña y alargada, y suele ser la más dulce de las dos, siendo una elección ideal para los niños y los purés y cremas.

Propiedades nutricionales de la calabaza

Es una hortaliza que merece mucho la pena incorporar a nuestra dieta, porque es muy saludable para nuestro organismo dado sus propiedades nutricionales. Su composición, con más del 90% de agua, hace que sea muy baja en calorías y que, por tanto, podamos combinarla a la perfección con otras comidas. Tiene una gran cantidad de minerales, como calcio, magnesio o potasio, y además, es rica en fibra y antioxidantes, lo que ayuda también a nuestro tránsito intestinal y a regenerar nuestras células. Por otra parte, es importante también la aportación en vitaminas, como los betacarotenos (que son los mismos que tienen otras hortalizas de color naranja como las zanahorias) y la vitamina C.

Calabazas violinas¿Para quién está recomendado tomar calabazas? Para las mujeres embarazadas, ya que contiene ácido fólico y eso será muy beneficioso para la salud del bebé, y también para las personas que estén llevando a cabo una dieta baja en calorías y diurética (por cada 100, no tiene más de 30 kcal). También para la diabetes, ya que como tiene una dosis de fibra importante esto hace que los azúcares se absorban de forma lenta. Otra recomendación sería para las personas con estreñimiento, también debido a sus niveles de fibra.

Consejos para conservar y pelar calabazas

La calabaza es una hortaliza de gran tamaño, por lo que no siempre la utilizaremos entera y nos quedará una parte que querremos conservar en casa. ¿Cuál es nuestro consejo? Congélala y en cuanto vayas a utilizarla de nuevo, tan sólo tienes que sacarla del congelador y echarla en la comida cuando esté hirviendo, sobre todo si la vas a preparar en un guiso.

Así, de pasar de estar congelada a calentarse con el agua hirviendo, se pondrá blanda y estará deliciosa. Si quieres utilizarla una vez comprada, pelarla puede ser una tarea complicada por eso te damos un truco: hornéala durante unos minutos a alta temperatura, y así será muy fácil quitarle la piel!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.