Trucos para hacer caracoles

¡Temporada de caracoles! Trucos y recetas para cocinarlos

Si eres amante de los caracoles, llega una de tus épocas favoritas del año, ¡empieza la temporada de caracoles! Este sabroso molusco guisado es uno de los aperitivos favoritos de nuestra tierra. Tanto es así que, a partir de ahora, verás las terrazas llenas de tapas y platos de caracoles ¡y también puedes encontrar caracoles ya guisados con hierbabuena o condimentos para elaborarlos en casa en tu Supermercado MAS y supermercadosmas.com!

Aparte de lo ricos que están, los caracoles aportan distintos beneficios al organismo: tienen un alto contenido en proteínas, son una fuente importante de calcio y fósforo, necesarios para la salud de los huesos, y también son fuente de hierro. Además, su carne es baja en calorías, por lo que se puede incluir en dietas hipocalóricas.

Temporada de caracoles

Consejos para preparar unos caracoles exquisitos

Si nunca los has cocinado en casa, atrévete a hacerlo este año. Con nuestros trucos y consejos te resultará muy sencillo. Además, te sugerimos algunas recetas con caracoles que seguro que no conoces ¡Adelante la temporada de caracoles!

Trucos para cocinar caracoles

  • Purga los caracoles. Antes de cocinar los caracoles, es necesario que estén bien limpios. Para ello, una vez compres los caracoles vivos, mételos en una malla y déjalos en ayuno de 3 a 5 días en un sitio bien ventilado y a la sombra. Así te asegurarás de eliminar cualquier sustancia que hayan podido ingerir y sea nociva para la salud.  También hay quien prefiere alimentarlos durante estos días con hojas de romero o tomillo para que desprendan sabor a la hora de cocinarlos.
  • Limpia con agua, sal y vinagre. Para limpiarlos, déjalos reposar en agua tibia con abundante sal y luego enjuágalos 3 o 4 veces hasta que el agua salga limpia. Hay quién también incluyen un chorrito de vinagre. Con este proceso, eliminamos parte del moco de este molusco, restos de tierra y trocitos de concha que se haya desprendido.
  • Empieza a cocer con agua fría. Para cocerlos, es mejor introducirlos en agua fría. Es la mejor manera de asegurar que el caracol queda con la mayor parte posible de su cuerpo fuera de la cáscara.
  • Contra el amargor, manzana. En el caso de que una vez guisados tus caracoles tengan un sabor ligeramente amargo, introduce en el guiso un trozo de manaza pelada. Verás la diferencia.

Recetas para la temporada de caracoles

  • Receta tradicional de caracoles. Para el guiso de caracoles de toda la vida, una vez bien purgados los moluscos, échales harina y mételos en un saco. Lávalos bien con agua y mételos en una cacerola junto con 1 cebolla y 1 diente de ajo. Cubre con agua fría y empieza a calentar con fuego muy lento. Cuando empiecen a sacar la cabeza, sube al máximo el fuego. Añade ahora 1 cardo de campo, pimienta blanca, hinojo y sal. Ve retirando la espuma que se vaya acumulando en la superficie. Deja una media hora al fuego, hasta que lo caracoles estén hechos.
  • Caracoles en salsa de tomate y piquillos. Para degustar este plato en temporada de caracoles, tienes que preparar una salsa de tomate casera, con tomate natural, ajo, zanahoria y cebolla. Una vez lista, añade unos pimientos del piquillo y tritúralo todo. Ahora, pica jamón, bacon y chorizo en rodajas muy finitas y ponlos a freír en una cazuela con aceite de oliva y ajito también picado. Una vez en su punto, agrega la salsa de tomate con piquillos. Cuando hierva, añade los caracoles ya limpios y deja que se cuezan en la salsa unos 20 minutos. Si lo dejas reposar un día ante de consumirlos, estarán más ricos.
  • Caracoles en salsa de almendras. Ponemos a cocer los caracoles añadiendo 2 pastillas de caldo de ave. De forma paralela, freímos en una sartén con un poco de aceite unos 250 g de almendras y 4 dientes de ajo pelados. Reservamos y en el mismo aceite sofreímos 2 cebollas picadas. Cuando esté dorada, añadimos 1 tomate rallado y volvemos a sofreír unos minutos. Ahora, agregamos 1 cucharada de pimentón sin dejar de remover. Llevamos al vaso de la batidora la cebolla con el tomate, la pulpa de 1 pimiento choricero, las almendras con los ajos y 1/2 cucharada de comino. Batimos bien y añadimos esta salsa a los caracoles. Deja cocer unos 30-40 minutos más, hasta que esté tiernos los caracoles.
  • Caracoles picantes. Para hacer un guiso de caracoles picantes, prepara un sofrito con 1 cebolla cortada en juliana, 4 dientes de ajo sin pelar y 2 guindillas. Añade también laurel y hierbabuena. Pasados 3 o 4 minutos, agrega 1 cucharada de pimentón y 400 g de tomate triturado. Remueve y tras unos minutos, vierte 150 ml de vino blanco y deja que se evapore. Ahora, agrega los caracoles, cubre con caldo de ave y cocina a fuego medio removiendo de vez en cuando durante unos 40 minutos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.