¡Es tiempo de marisco!

En casa o fuera… el marisco siempre debe estar presente en nuestra dieta por su alto contenido en proteínas y bajo en grasas, aunque también debemos ser moderados sobre todo por su efecto de subida de los niveles de ácido úrico.

Para apreciar mejor el fresco sabor del marisco recomendamos cocerlo, sin complicadas elaboraciones, pero ¿Sabemos cómo cocer cada tipo de crustáceo?

  • Percebe: su concha se compone de cinco valvas y un nervio carnoso con el cual se agarra a la roca. Su carne es muy apreciada. ¿Cómo cocerlo? En agua con sal durante cinco minutos y se emplea como aperitivo.
  • Langostino: crustáceo marino de patas pequeñas, cuerpo comprimido y cola prolongada con un caparazón poco consistente. ¿Cómo cocerlo? En agua hirviendo con sal y limón durante dos minutos. También se suele cocinar a la plancha.
  • Gamba: parecida al langostino pero más pequeña. ¿Cómo cocerlo? En agua con sal hirviendo durante un minuto.
  • Cigala: crustáceo de mayor tamaño que el langostino con dos antenas largas, ojos salientes y dos paras más grandes que las demás, terminadas en pinzas. Su carne es extraordinaria. ¿Cómo cocerlo? En agua hirviendo durante dos o tres minutos. Su empleo más frecuente suele ser en arroces y a la plancha.

Acompaña el marisco con una cerveza bien fría o con algunos de los numerosos vinos blancos que puedes encontrar en nuestros supermercados como los del Condado de Huelva, manzanilla o fino, vinos de las Rias Baixas como el alvariño o el ribeiro o vinos de Rueda. ¡Verás que apetecible!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.