Cómo descongelar los frescos

Claves para congelar y descongelar alimentos frescos con seguridad

No siempre podemos disponer de todos los alimentos que vamos cocinar frescos. Por ello, la opción de congelar se convierte en la clave para tenerlos a mano cuando los necesitemos. Verduras, pescados, carnes… los alimentos frescos pueden congelarse y descongelarse siempre y cuando tengamos en cuenta determinados gestos.

Congela tus frescos para poder organizar bien tus menús y evitar desperdiciarlos, pero hazlo bien para que no pierdan sus propiedades y sabor. Es muy sencillo ¿Quieres saber cómo hacerlo? Te damos unas claves muy sencillas para congelar y descongelar

Trucos para congelar los alimentos

  • Congela en pequeñas cantidades. Así te asegurarás de tener justo la ración que necesites y no descongelar en balde. Si necesitas más, emplea varias raciones. Además, la congelación será más rápida y conllevará menos riesgos.
Cóngela frutas, verduras y carnes

Cómo congelar alimentos frescos

  • Organiza bien tu congelador. Tu congelador rendirá mucho mejor si cada cosa está en su sitio y los alimentos se conservarán de manera más óptima ¿Qué puedes hacer para ello? Pon etiquetas a los tuppers, usa envases transparentes, coloca por orden de consumo (lo primero que entra es lo primero que sale), ordena por grupos de alimentos… pincha en este enlace para conocer todos los trucos para organizar bien tu congelador.
  • Cada grupo de alimentos, sus trucos. La congelación no puede ser la misma para un pescado que para una carne. En general, la carne es mejor congelarla sin huesos y limpia de grasas; y los pescados sin escamas y vísceras. . Si vas a congelar verduras, mejor hacerlo una vez cocinadas. También puedes comprarlas ultracongeladas directamente. Los huevos no se suelen congelar, pero sí tienes que hacerlo quítales la cascara para que no estallen. Evita congelar guisos y platos con huevo.
  • Bolsas de congelación, un solo uso. Según recuerda la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, las bolsas de plástico herméticas para congelar deben utilizarse una sola vez y conviene quitar la mayor cantidad de aire posible. También tienes que tener en cuenta que cuando los alimentos se congelan se expanden, por lo que habrá que dejar un espacio proporcional para evitar que los envases estallen.
  • Evita descongelar y congelar. En el proceso de recongelación se pierden propiedades y texturas propias de los alimentos frescos, además de correr el riesgo de contaminarse, por ello es aconsejable que congeles los alimentos en raciones pequeñas.
  • Tiempo de congelación. El tiempo máximo que puedes tener un alimento congelado tiene que ver con el tipo de alimento o con su estado de conservación en el congelador.  También depende de la temperatura de congelación de nevera o congelador: a más estrellas más tiempo de congelación.  Para ello es muy útil consultar las indicaciones de conservación del fabricante.
  • Enfría antes de congelar. Si congelas alimentos después de cocinarlos, déjalos enfriar antes de introducirlos en el congelador, ya que al introducirlos calientes, puedes afectar negativamente a la temperatura de otros.

Claves para descongelar

Descongelar los alimentos no se trata sólo de sacarlos de la nevera. Se trata de un proceso lento que, en muchos casos, requiere de su paso previo por la nevera.

  • No descongeles al Sol. Sacar los alimentos del congelador y ponerlos directamente en la encimera o sacarlos al Sol es un error muy común. Este cambio brusco puede estropear los alimentos y producir la aparición de microbios.Cómo organizar tu congelador
  • Usa el estante inferior de la nevera para descongelar.  Los alimentos que se quieran descongelar deben colocarse en envases tapados y situarse en el estante inferior y con un recipiente debajo, para que el agua que desprenden las carnes o pescados no caiga encima de otros alimentos y los contamine.
  • Descongelar bajo el agua fría. Es otra buena opción, aunque es necesario que el producto esté bien protegido por un plástico o envase que no tenga fugas. Además, lo ideal es ir cambiando el agua cada 30 minutos aproximadamente para que no se temple ni caliente.
  • Descongelar el pescado. A la hora de descongelar pescado, tienes 3 maneras de hacerlo: sumérgelo en agua a temperatura ambiente; mételo en agua fría dentro de una bolsa de congelación o déjalo toda la noche en la zona baja de la nevera. Si quieres más detalles, sigue este enlace en el que te contamos cómo descongelar el atún.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.