Ejercicio para mejorar las defensas infantiles

Consejos para mejorar y aumentar las defensas en los niños

La alimentación es una de las mejores aliadas para reforzar las defensas en los niños. Factores como un estilo de vida estresante o una alimentación poco saludable, con exceso de azúcares o grasas saturadas, pueden debilitar su sistema inmune y hacerlos más propensos a sufrir infecciones.

Sin embargo, una dieta completa, sana y equilibrada puede aportarles los nutrientes que necesitan para mantener su sistema inmunológico fuerte. Te damos algunos consejos para mejorar y aumentar las defensas en los niños.

Descanso para aumentar las defensas en los niños

Alimentos para reforzar las defensas

 

Consejos de alimentación para aumentar las defensas

  • Nutrientes para mejorar las defensas. Para mantener unas defensas fuertes capaces de hacer frente a las infecciones es básico introducir en la dieta carbohidratos (pasta, pan, arroz, patatas…); grasas saludables como el Omega 3 (frutas secos, pescado azul) y, por supuesto, el aceite de oliva. Tampoco pueden faltar las proteínas  de la carne, pescado, huevos, queso, legumbres y los cereales); las vitaminas A y E, presentes en el aguacate, el brócoli, la zanahoria, las aceitunas…; vitamina C (naranjas, fresas, pimiento, kiwi); y vitamina D, como los lácteos; y los minerales como el zinc (que puedes encontrar en las gambas o pipas de girasol), el hierro (frutos secos, legumbres, perejil); o selenio (setas, marisco o huevos).
  • Alimentos clave para reforzar las defensas, como los probióticos, presentes en yogures y leches fermentadas o algunos preparados que puedes encontrar en la farmacia; la miel, que es antiinflamatoria y bactericida; la jalea real y el propóleo, un suplemento que pueden tomar a partir de los 3 años. Y, lo más importante, líquidos para mantenerse hidratados, sobre todo, agua y caldos. Si quieres una lista completa de los alimentos concretos que pueden ayudarte proteger el sistema inmunológico, pincha en el enlace.

Otros consejos para reforzar el sistema inmune

  • Descanso suficiente. Los niños necesitan dormir sus horas durante la noche y también siesta si la demandan. No hay sistema inmune fuerte sin descanso suficiente.
  • Ejercicio físico moderado. El deporte suave es beneficioso para todos, para los niños también, siempre adaptado a su edad y estado físico.
  • Tomar el Sol. Fuente de energía donde las haya, ayuda a sintetizar la vitamina D ¡Hay que tomarlo en invierno también!

    Frutas y verduras para las defensas

    Defensas naturales

  • Higiene. Muchas bacterias llegan a través de las manos. Por ello, es importante que los niños se laven las manos antes de comer y después de ir al baño.
  • Evitar cambios bruscos de temperatura. Cuidado con la calefacción o el aire acondicionado excesivos, que reseca las mucosas y estimulan la aparición de resfriados e infecciones.
  • Ventilar la casa. Diariamente, mejor por la mañana, para oxigenar el aire, reducir el polvo y los malos olores. Con unos 10 minutos al día es suficiente.
  • No fumar en presencia de niños. Parece simple, pero en muchas ocasiones no nos damos cuenta de que ocurre, y la presencia de tabaco en su entorno cercano puede ser una amenaza para su sistema inmune.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.