Ahorro y reciclaje: pilas

¿Cuántos aparatos tienes en casa que necesitan pilas para funcionar? Mandos a distancia, despertadores, ratones inalámbricos de ordenador… ¿Qué haces con ellas cuando se gastan?

Con el tiempo vamos acumulando un buen número de pilas gastadas repartidas por todos los rincones de la casa, y no siempre tenemos muy claro qué es lo que debemos hacer con ellas.


Ante esta situación, la opción más rentable y que además nos ayudará a ahorrar es limitar en la medida de lo posible su uso. Algunos aparatos pequeños como, por ejemplo, una radio, tienen un consumo menor si van conectados a la red eléctrica que si funcionan con pilas, ya que éstas se agotan en un margen de tiempo relativamente corto y necesitaremos comprar más. En cambio, la cantidad de energía que consume esa misma radio si está conectada a la red apenas será perceptible en la facturación total de electricidad, a no ser que su uso fuera desmedido.

Hay algunos aparatos que nos dan la posibilidad de elegir entre utilizar pilas o conectarlos a la red, por lo tanto ¡aprovecha!

Si finalmente te decides por comprar pilas o no tienes otro remedio que usarlas, una buena opción consiste en adquirir en el mercado pilas recargables de níquel-cadmio, con su correspondiente cargador. Aunque su precio es mayor que el de una pila común, el ahorro que consigues con ella te permitirá amortizar rápidamente la compra.

Y por último aquí tienes nuestro consejo: una vez que hayas gastado las pilas, no las tires en cualquier lado, acércate a uno de nuestros establecimientos y deposítalas en los contenedores habilitados para ellas, para ayudar a su reciclaje.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.